Sábado, 11 de Octubre de 2008

La ira de los republicanos bulle en un mitin de McCain

Reuters ·11/10/2008 - 10:23h

El candidato presidencial republicano, John McCain, fue abucheado el viernes en su propio mitin mientras intentaba controlar la ira de sus partidarios republicanos, asombrados por la ventaja que ha conseguido el demócrata Barack Obama en los sondeos.

Mientras hablaba en un suburbio de Minneapolis, McCain -que ha aumentado sus ataques contra el carácter de Obama en los últimos días- se encontró en el inverosímil papel de defender a su rival frente a las preguntas de correligionarios republicanos frustrados.

El candidato se ganó los abucheos de la multitud en el gimnasio de una escuela secundaria cuando le insistió a un partidario escéptico que Obama era una "persona decente y una persona a la que no hay que temer como presidente de Estados Unidos".

McCain pareció intentar cambiar el tono que han adquirido sus reuniones de campaña, incluidos los gritos en contra de Obama de la multitud, mientras su campaña pierde fuerza en medio de una crisis financiera que, según los sondeos, los estadounidenses creen que sería mejor gestionada por Obama.

La propia retórica endurecida de McCain, que ha cuestionado la relación de Obama con el ex radical William Ayers en la década de los 60 -un tema que reiteró el viernes-, ha sido contraproducente a la hora de atraer votantes independientes.

"Nosotros queremos luchar y yo quiero luchar, pero seremos respetuosos", dijo McCain durante una sesión de preguntas y respuestas con votantes en el acto de campaña en Lakeville. Pero cuando agregó "yo admiro al senador Obama y sus logros", la multitud lanzó unos abucheos ensordecedores.

"Eso no significa que ustedes deban reducir su ferocidad", afirmó. "Sólo deben ser respetuosos", agregó.

Si bien varios de los asistentes al encuentro del viernes se mostraron preocupados por Obama, una mujer fue más allá.

"No confío en Obama. He leído sobre él. El es un árabe", dijo, repitiendo una afirmación falsa que aparece en algunas páginas de Internet de derechas.

McCain sacudió la cabeza en desaprobación y la interrumpió, cogiendo otra vez el micrófono. "No, señora. El es un hombre decente, un ciudadano con el que sólo tengo desacuerdos en algunos temas fundamentales".

Previamente, un hombre dijo a McCain: "Honestamente, estamos asustados, nos asusta una presidencia de Obama" y agregó que le preocupaba especialmente que "alguien que participa con terroristas locales" pueda llegar a una posición en la que pueda nombrar a los jueces de la Corte Suprema.

"El es una persona decente y una persona a la que ustedes no deben temer como presidente de Estados Unidos", respondió McCain, ganándose los abucheos y gritos de "No".

Un sondeo de Reuters/C-SPAN/Zogby publicado el sábado dio a Obama cuatro puntos de ventaja sobre su rival republicano en la carrera a la Casa Blanca.

Obama tiene un 48 por ciento de apoyo, frente al 44 por ciento de McCain, entre los posibles votantes de Estados Unidos, en el más reciente de los sondeos de rastreo diario, lo que representa una leve baja respecto de los 5 puntos de ventaja que tenía el viernes.

La encuesta tiene un margen de error de 2,9 puntos porcentuales.