Viernes, 10 de Octubre de 2008

Sarkozy convoca una cumbre de emergencia

París cita para el domingo al Eurogrupo, tras pedírselo Zapatero

ANDRÉS PÉREZ / Agencias ·10/10/2008 - 21:11h

AFP - Sarkozy y Zapatero durante su encuentro en el Palacio del Elíseo.

Los jefes de Gobierno de los países de la eurozona mantendrán este domingo en París una reunión “urgente” de coordinación de sus políticas ante la actual crisis financiera, según informaron fuentes de la Presidencia francesa.

En la cumbre se intentará “definir un plan de acción conjunto” de la eurozona y el Banco Central Europeo (BCE), según comunicó el Elíseo. A la reunión asistirán además el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet.

El anuncio de la reunión de emergencia se produjo horas después de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la reclamara en París en un almuerzo  de trabajo con el presidente francés. “Le he pedido al presidente Sarkozy que reúna a los jefes de Estado y de Gobierno del Eurogrupo”, con el objetivo de que de ella salga “una acción fuerte y coordinada” frente al colapso que los especuladores están provocando en el sistema bancario europeo, en las bolsas y, de rebote, en la economía real.

Esa demanda fue, en sustancia, el mensaje que vino a traer Zapatero con su viaje relámpago a París. El presidente del Gobierno español subrayó, al unísono con Sarkozy, que la situación es “grave” e incluso “sin precedentes”. Pero Zapatero insistió en que “la solventaremos, y para ello es imprescindible la coordinación”.

Imposible no recordar, después de esas alusiones a la “coordinación”, lo ocurrido en el mismo escenario del Elíseo el sábado pasado, cuando Sarkozy, pese a su cualidad -aún por tres meses- de presidente de la UE de 27 países, se permitió reunir a una especie de G4, en el intento de lanzar y liderar un macrofondo europeo para salvar bancos.El intento fracasó, pero en esa reunión, Berlusconi, Brown y Merkel, además de Sarkozy, se autonombraron pelotón de cabeza de Europa y sus 27 Estados, por el mero hecho de ser los europeos pertenecientes al G-8.

Desde ese podium, Sarkozy propuso su idea de un G-14 (incluso G-15, depende de los momentos) mundial, en el que los ocho grandes planetarios negociarían cara a cara con los emergentes. ¿Con España o sin ella?

Análisis compartido

Tras el almuerzo de este viernes, Sarkozy y Zapatero intercambiaron las típicas frases sobre el “análisis compartido” de la crisis, y Sarkozy recuperó incluso su verbo de antaño al decir poéticamente que “el reloj de España y el de Francia marcan la misma hora”.

El Eurogrupo tiene algunas bazas para ser la buena instancia de debate en el seno de la UE: reúne exclusivamente a los 15 países embarcados en una moneda que se llama euro, instaurada en su día para crear una integración monetaria total entre los Estados, y, según se dijo, protegernos de las tormentas de la especulación. En el Eurogrupo no participa Gran Bretaña, por su no pertenecia al euro.

Noticias Relacionadas