Viernes, 10 de Octubre de 2008

Un manifiesto pide relativizar las injurias al rey

Más de 50 letrados progresistas apoyan la iniciativa surgida de Catalunya y Valencia

PAU CORTINA ·10/10/2008 - 21:02h

El Colegio de Abogados de Barcelona acogió este viernes la presentación del Manifiesto para la despenalización de las injurias a la Corona, un texto que expresa la preocupación por "el enjuiciamiento constante de personas relacionadas con la quema de fotografías e imágenes de la familia real". Los firmantes instan a las autoridades legislativas a reflexionar sobre el actual marco legal en esta materia.

Los abogados Jordi Busquets, del colegio barcelonés, y Joana Mart, del de Valencia, son los promotores de una iniciativa que suma ya cincuenta adhesiones entre abogados, juristas, académicos y asociaciones de profesionales de Catalunya, Baleares y el País Valenciano.

El texto se refiere concretamente a los dos artículos del Código Penal -el 490 y el 491- específicos para las injurias a la familia real, que amplían y endurecen el delito común de injurias. En opinión de los firmantes del texto esta normativa sobreprotege a los miembros de la Corona, "cuyos cargos públicos deben estar expuestos a la crítica".

El manifiesto, cuya intención es "fomentar el debate" entre los profesionales del derecho, recoge fundamentalmente tres argumentos para pedir que la crítica -sea cual sea su expresión- a la figura del rey y a su familia sea inocua a efectos penales.

Libertad de expresión 

En primer lugar consideran, en referencia a la "sobreprotección" a la corona española, que el trato que reciben choca con el derecho a la igualdad, recogido en el artículo 14 de la Constitución. Por otro lado, se refieren a la monarquía como una institución "impuesta" y que, por tanto, debe aceptar no sólo la crítica política expresada públicamente, sino también los actos de rechazo a la misma.

Finalmente destaca que los dos artículos del Código Penal "suponen una limitación directa del ejercicio de los derechos fundamentales a la libertad ideológica y la libertad de expresión, que a menudo se han utilizado para condenar determinadas opiniones políticas".

Al margen de recoger el máximo número posible de adhesiones, los impulsores del texto quieren que este llegue a todos los colegios profesionales para que su reflexión estimule el debate sectorial en torno a esta cuestión. Es por ello que el manifiesto se entregó este viernes, además de a la decana del Colegio de Barcelona, a muchos otros dentro de los territorios de habla catalana.

Un año después del estallido antimonárquico

Hace un año se desató en Catalunya, el País Valenciano y las Baleares una oleada de protestas antimonárquicas. La espita saltó en Girona, donde unos independentistas quemaron fotos de los reyes con motivo de la visita del príncipe Felipe.

La fiscalía tomó medidas y llevó ante la Audiencia Nacional a Jaume Roura y Enric Stern, que acabaron condenados por injurias.

Su caso desató protestas de diversa índole y centenares de actos de quema colectiva de fotos de la familia real. En la última Diada también se quemaron retratos y fiscalía abrió diligencias.

Noticias Relacionadas