Viernes, 10 de Octubre de 2008

'Rembrandt. Pintor de historias'

·10/10/2008 - 20:38h

El Museo del Prado ofrece en la exposición 'Rembrandt. Pintor de historias' la posibilidad de contemplar algunas de las obras maestras de uno de los pintores más personales del arte europeo, que iluminó con sus pinceles la mitología y la historia. 'Samson and Delilah' (1636).


Gran pintor de retratos y paisajes, su faceta como pintor de historia muestra con especial claridad la forma en la que su arte emana de la tradición de la pintura renacentista europea y, al mismo tiempo, permite comprobar su originalidad. 'Bathsheba' (1654).


"La poderosa presencia de las obras de Rembrandt completa al Prado" en una exposición que permite contemplar "a uno de los más importantes e influyentes pintores", comentó a EFE el director del museo, Miguel Zugaza. 'Jeremiah lamenting the Destruction of Jerusalem' (1630).


Paredes neutras y una iluminación íntima acompañan un recorrido cronológico en el que se muestra a Rembrandt (Leiden,1606-Amsterdam,1669) como pintor de temas tomados de la historia, de la religión y de la mitología clásica. 'The Rape of Europe' (1632).


35 pinturas y cinco estampas, junto con seis obras de otros artistas pertenecientes al Museo del Prado, permiten reconstruir de forma completa el Rembrandt narrador de historias. 'The Apostle Bartholomew' (1657).


"Según avanza la exposición, el pintor se va mostrando intensamente emocional, dramático y trágico. Es un gran coreógrafo de lo dramático que busca límites expresivos", explicó el comisario de la muestra, Alejandro Vergara. 'The Rest on the Flight into Egypt' (1647).


"Rembrandt buscaba historias extremas y las expresaba de forma muy original. En sus cuadros como narrador es donde el artista muestra lo más ambicioso de sí mismo", señaló Vergara, quien en esta exposición ha querido también presentar a Rembrandt en su contexto. Para ello ha incluido dos obras de Rubens, una de Tiziano, de Veronese, de José Ribera y de Velázquez. 'Flora' (1654).


Museos como el Louvre, el Rijksmuseum de Amsterdam, la National Gallery de Londres, el de Bellas Artes de la Villa de París, el Paul Getty de Los Ángeles, el Hermitage de San Petersburgo o el Metropolitan de Nueva York, entre otros, han permitido montar la exposición, ya que el Museo del Prado solo cuenta en sus colecciones con una obra del maestro holandés, 'Artemisa' (1634).


La pintura de Rembrandt "está pidiendo siempre la biografía del autor. Cuando se contempla una obra suya se quiere saber qué ocurría en su vida en el momento en la que la pintó", comentó el comisario. 'Two old Men disputing' (1628).


Algunos de los cuadros del final del recorrido dejan ver a un Rembrandt "con gran rigor de espíritu", asegura Vergara. 'The Holy Family' (1645).