Viernes, 10 de Octubre de 2008

Lo que piensan los padres determina el control del asma en hijos

Reuters ·10/10/2008 - 18:20h

Un nuevo estudio indica que el control del asma en uno de cada tres niños no es tan adecuado como podría ser porque, en muchos casos, estaría asociado con opiniones incorrectas, pero modificables, de los padres.

En una investigación sobre 754 niños de entre 2 y 12 años con asma persistente, el control de la enfermedad en 280 (el 27 por ciento) se ubicaba por debajo del nivel óptimo. Casi la mitad de esos niños utilizaba de menos la medicación.

A través de entrevistas telefónicas con los padres de esos chicos, el equipo dirigido por la doctora Tracy Lieu, de la Escuela de Medicina de Harvard, en Boston, halló que las opiniones de los padres tenía un papel importante en el control de la enfermedad en los hijos.

Los niños eran más propensos a tener síntomas de complicación del asma si sus padres tenían bajas expectativas con respecto de la posibilidad de controlar la enfermedad. Esos niños solían también tener síntomas mal controlados si no tenían una rutina establecida para los medicamentos.

Las preocupaciones de los padres sobre otros problemas familiares y la falta de información sobre el asma también influían en el mal control de la condición.

Se recomienda que los niños con asma persistente usen fármacos para controlar la enfermedad todos los días.

Aun así, el equipo observó que algunos padres pensaban erróneamente que el asma es una condición intermitente y no crónica, que dos días con síntomas por semana representa un control adecuado y que la medicación se necesita sólo cuando el niño tiene síntomas o, directamente, que no es necesaria.

"Los resultados sugieren que las expectativas y la percepción de los padres son factores clave en el nivel de control del asma de sus hijos y cuán bien usan los medicamentos", declaró Lieu.

"Las intervenciones para mejorar el control del asma y aumentar el uso de la medicación, en especial en los grupos más vulnerables, deberían incluir estrategias específicas (...) para conocer y tratar los factores modificables identificados en este estudio", concluyó el equipo en la revista Pediatrics.

"Esas intervenciones pueden mejorar el cuidado y la evolución del asma y reducir las disparidades que existen en su morbilidad", agregaron los autores.

FUENTE: Pediatrics, octubre del 2008