Viernes, 10 de Octubre de 2008

La defensa del trasvase une a PP y PSOE en Murcia

Sus diez diputados en el Congreso anuncian que rechazarán el Estatuto de Castilla-La Mancha

PÚBLICO ·10/10/2008 - 19:53h

Los diez diputados murcianos de PP (7) y PSOE (3) en el Congreso votarán en contra de la toma en consideración del Estatuto de Castilla-La Mancha si las respectivas direcciones de sus partidos no les garantizan que se suprimirá la primera disposición adicional del texto, que pone fecha de caducidad al trasvase Tajo-Segura.

La votación se producirá el próximo martes, un año y medio después de que la reforma llegara a la Cámara Baja. El curso pasado no pudo llevarse a cabo al estar colapsada la Comisión Constitucional, encargada de tramitar las modificaciones estatutarias. Nada más ser aprobada por unanimidad en las Cortes castellano-manchegas, la norma fue rechazada tanto por los socialistas como por los conservadores murcianos, porque prevé que el histórico trasvase se dé por concluido en 2015.

Este viernes, los máximos dirigentes de ambas formaciones en Murcia fueron más allá y amenazaron con instar a sus representantes en el Congreso a boicotear la disciplina de voto de sus respectivos grupos en Madrid si éstos no deciden suprimir los artículos referidos al trasvase Tajo-Segura. Pero el secretario general del PSOE murciano, Pedro Saura, no exige únicamente la retirada de la disposición que pone fecha de caducidad al trasvase, algo que a su juicio ocurrirá “con toda seguridad”. Además, condiciona el apoyo de los diputados socialistas por Murcia a la reforma a que se eliminen otras “nueve barbaridades” relacionadas con el Tajo-Segura, y que considera inconstitucionales.

Saura, que a principios de mes acusó al presidente manchego, José María Barreda, de “romper el país” por defender las competencias de su comunidad en materia de agua, considera que el nuevo Estatuto de Castilla-La Mancha es “una estupidez que va en contra de la unidad de España”.

En esta misma línea se ha expresado el PP murciano desde que se hiciera público el contenido de la reforma. Y ayer mismo, el secretario de Política Autónomica y Local del PP de Murcia, Juan Carlos Ruiz, anunciaba que los diputados conservadores de la región votarán en contra de todos los artículos del Estatuto que comprometan el trasvase.

Según advirtió, los representantes murcianos en las Cortes “siempre van a defender los intereses de la región, por encima del partido”. Asimismo, quiso dejar claro que “nadie nunca podrá obligarles a votar una cosa que perjudica a Murcia”.

Reacción del PSOE manchego

El secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha, José Manuel Caballero, no se pronunció sobre la intención de sus compañeros de partido en Murcia. Sí lo hizo sobre las de los conservadores. Caballero pidió al presidente del PP, Mariano Rajoy, y a la responsable regional del partido y secretaria general de los conservadores, María Dolores de Cospedal, que aseguren el “respeto” de sus diputados a lo pactado en Castilla-La Mancha. Y es que, a su juicio, la actitud del PP “no tiene ninguna justificación”.