Viernes, 10 de Octubre de 2008

La policía desarticula en Palma de Mallorca una red que se dedicaba al secuestro 'exprés'

Han sido detenidos siete brasileños que secuestraban, robaban y violaban a mujeres a las que contactaban a través de Internet

·10/10/2008 - 18:44h

La Policía Nacional ha detenido en Palma a siete personas de origen brasileño que presuntamente integraban un grupo dedicado a secuestros rápidos, conocidos en el argot policial como "exprés", de mujeres con las que contactaban en internet y a las que también violaban.

La Policía ha informado este jueves en conferencia de prensa de que las detenciones se practicaron el pasado miércoles a raíz de la denuncia presentada el día anterior por una víctima de los secuestros.

No sólo secuestraban a las mujeres, también las violaban 

Los detenidos son: Ricardo B., de 29 años, Livia G.D. de 32, José H.B. de 30, Paulo H.M. de 36, Daniel D.M. de 27, Haydee B.D. de 49 y Nuno T.A., jefe del entramado, de 23 años, según un comunicado de la Jefatura Superior de Policía de Baleares.

La banda de secuestradores pasará el sábado a disposición judicial y sus integrantes se enfrentan a los delitos de robos con violencia, detención ilegal y agresión sexual.

Los siete detenidos supuestamente conocían a sus víctimas en portales de internet y concertaban con ellas una cita, generalmente en las casas de éstas.

Una vez en las viviendas, secuestraban a las víctimas, les robaban y las violaban.

400 euros 

Las detenciones, en las que colaboró el grupo de la policía científica de Baleares, participaron un total de dieciséis agentes y se produjeron en la vivienda de Palma en la que residían los integrantes de la banda.

Por su parte, el Grupo de Atracos de la Brigada de la Policía Nacional, ha indicado que los detenidos llevaron a cabo dos atracos, el primero de ellos tuvo lugar el pasado viernes, cuando la banda forzó la entrada de la vivienda de unas víctimas a punta de pistola.

Tras robar diversas tarjetas bancarias y averiguar sus claves, los secuestradores huyeron con un total de 400 euros. Además consiguieron robar ordenadores, móviles, cartillas de ahorros, un GPS y cámaras de fotos.

La madrugada del pasado martes se produjo la segunda actuación en la que la banda además sometió a su víctima, una joven mayor de edad, a múltiples humillaciones y violaciones.

Noticias Relacionadas