Viernes, 10 de Octubre de 2008

La Generalitat de Catalunya obligará a los padres a revelar a sus hijos si son adoptados

La nueva ley que prepara la Generalitat permitirá homologar las adopciones internacionales irregulares

PÚBLICO ·10/10/2008 - 17:47h

“¿Mamá cómo vine yo a este mundo? Esta fue la pregunta que una niña adoptada de cuatro años le hizo a su madre. “Tú viniste en avión”, le respondió, y la niña se fue tan contenta.  Con el borrador del anteproyecto de ley del libro segundo del Código Civil de Catalunya (relativo a la personas y a la familia), a partir de cierta  edad, estas situaciones ya no serán posibles, puesto que se obligará a los padres adoptantes a que informen a sus hijos de su condición de adoptados.

“Con esta medida se pretende evitar traumas y la angustia por saber acerca de la familia biológica”, comentó esta semana la consellera de Justicia, Montserrat Tura, que también recordó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace la misma recomendación.

Para el psicoanalista José Ramón Ubieto la iniciativa de Justicia es positiva. “Es muy importante comunicar a los hijos su condición de adoptados. Mantener el secreto es un peso con el que los críos van a cargar siempre”, afirma. A pesar de todo, Ubieto advierte de que saber el origen “no agota el deseo del niño de conocer, por ejemplo, por qué fue abandonado” por sus padres biológicos.   

Pero el borrador no sólo tiene en cuenta la psicología del hijo adoptado, también incorpora la filiación. Hasta ahora los padres de las parejas que adoptaban no eran legalmente los abuelos de los niños adoptados, con el nuevo borrador esto ya no es así, puesto que se contempla “la filiación ascendente y la colateral”.

Además, el proyecto propone homologar las adopciones internacionales que sean irregulares en los casos de los países que no hayan firmado el convenio de La Haya (un acuerdo entre países para proteger a los menores). Así se quiere paliar los casos de aquellos padres que hayan adoptado en uno de estos países no firmantes y que no pueden traer a su hijo a España porque la adopción aquí no se considera legal.

Familias modernas

Tura explicó que la norma pretende “tener en cuenta que la sociedad catalana ha evolucionado y que las características de las familias han cambiado”, de ahí que el libro segundo quiera recoger la familia como una unidad que tiene “formas de convivencia distinta”. Si finalmente, “el código es aprobado será  el más moderno que existe”, añadió la consellera.

En este sentido, para el presidente de la Sociedad Catalana de Abogados de Familia, Ramón Tamborero, “la ley catalana ha estado históricamente más cercana a otras legislaciones como la alemana o la francesa, y puede que haya tenido una mayor proximidad a la sociedad”.

El borrador también formaliza que las parejas de madres lesbianas que se someten a un tratamiento de inseminación  artificial también serán madres del niño.

Pareja igual a matrimonio

Con el esbozo, queda finalizado el tratamiento que hasta ahora el ordenamiento catalán daba a las parejas estables.  A partir de ahora este tipo de parejas quedarán igualadas al matrimonio, de esta manera, tendrán el régimen jurídico de las uniones conyugales.   

Además, las uniones estables se amplían a las parejas con una convivencia de dos años pero formadas por personas que no se pueden casar porque una de ellas ya lo está con una tercera persona.

El borrador de la ley ha terminado su periodo de exposición pública, en la que ha recibido 37 alegaciones, y está previsto que sea aprobado por el Govern en el próximo mes de noviembre.

Noticias Relacionadas