Viernes, 10 de Octubre de 2008

Kouchner corrobora la retirada de las tropas rusas a bordo de un blindado

EFE ·10/10/2008 - 13:14h

EFE - Tanques rusos se preparan para abandonar el punto de control cerca del pueblo de Nadarbazevi en Georgia.

El ministro de Asuntos Exteriores francés, Bernard Kouchner, visitó hoy la zona de seguridad adyacente a las regiones separatistas georgianas de Osetia del Sur y Abjasia, con el fin de corroborar la retirada de las tropas rusas.

Kouchner, que llegó anoche a Tiflis, se subió a bordo de un blindado y patrulló junto a los observadores civiles de la Unión Europea (UE) varias localidades de la región de Gori cercana a Osetia, entre ellas, Karaleti, Tkiviavi y Ergneti.

Además, departió con los desplazados georgianos, a los que preguntó si estarían dispuestos a regresar a Tsjinvali, capital suroseta, y a otras localidades de la región separatista, cuya independencia ha sido reconocida por Rusia.

Estos le respondieron que aceptarían regresar si se garantiza su seguridad y relataron los sufrimientos vividos durante los bombardeos rusos y los saqueos de sus casas.

Kouchner, que confesó a la prensa haber escuchado "historias horribles", les aseguró que "toda Europa está con ellos".

Tras la retirada de las tropas rusas, se espera que en los próximos días sólo a las localidades emplazadas en la zona de seguridad adyacente a Osetia regresen unos 40.000 desplazados georgianos.

En lo que supone su tercera visita a este país caucásico en los últimos dos meses, el ministro francés se familiarizó con la labor de la misión de observadores europeos que sustituyen a las fuerzas de paz rusas.

Los observadores civiles europeos, que no portan armas de fuego y permanecerán en la zona como mínimo un año, asumieron el jueves en solitario las funciones de seguridad en la zona.

Kouchner se reunirá en las próximas horas con el presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, en la base naval de Batumi.

El ministerio del Interior de Georgia confirmó la víspera que las tropas rusas se habían retirado definitivamente de la franja de seguridad que separa las regiones separatistas del territorio administrado por Tiflis.

Según el acuerdo suscrito a principios de septiembre por los presidentes ruso, Dmitri Medvédev, y francés, Nicolas Sarkozy, Rusia tenía de plazo hasta la medianoche de hoy para replegar sus tropas de la zona.

Con todo, Georgia mantiene que no considerará que Rusia ha cumplido con sus obligaciones hasta que las tropas rusas abandonen también el desfiladero de Kodori, que se encuentra en territorio abjaso, y también la región de Ajalgori, cerca de Osetia.

En una entrevista publicada hoy por el diario ruso "Nezavísimaya Gazeta", el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, asegura que el objetivo de los observadores de la UE "es minimizar la tensión en la zona y ayudar a restaurar la confianza entre las partes".

Además, cifró en 6 millones de euros la ayuda humanitaria concedida a las víctimas del conflicto y confirmó que el próximo 22 de octubre se celebrará en Bruselas una conferencia internacional de donantes para la reconstrucción de Georgia.