Viernes, 10 de Octubre de 2008

El Gobierno aprueba una Declaración con motivo del Día Mundial contra la pena de muerte

EFE ·10/10/2008 - 14:56h

EFE - Los vicepresidentes primero y segundo del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega y Pedro Solbes, respectivamente, durante la rueda de prensa que ofrecieron al término de la reunión del Consejo de Ministros, hoy en el Palacio de la Moncloa.

El Gobierno ha aprobado hoy una declaración con motivo del Día Mundial contra la pena de muerte y ha subrayado que España, mientras presida el Comité de Ministros del Consejo de Europa, apoyará la creación de una Comisión Internacional para su abolición universal.

Así lo ha explicado la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández De la Vega, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros de hoy, en la que ha reafirmado la posición "totalmente contraria" del Gobierno a la pena capital.

"Hay que decirlo alto, claro y sin subterfugios, ni paliativos: la pena de muerte es incompatible con los derechos humanos", ha dicho De la Vega, quien ha reiterado la determinación del Gobierno a seguir contribuyendo decididamente a lograr su abolición universal.

Para ello, y mientras España ostente la presidencia del Comité de Ministros del Consejo de Europa, desde el próximo mes de noviembre y hasta mayo de 2009, va a intentar liderar la abolición de la pena capital.

Trabajará en tres líneas de actuación: para lograr que su erradicación sea definitiva en el seno del Consejo de Europa; para propiciar que otras organizaciones internacionales adopten posiciones similares, y apoyará la creación de la citada Comisión Internacional para su abolición universal.

"No podemos fracasar como civilización en este intento por terminar de una vez por todas con una forma inhumana y brutal de acabar con la vida humana. Como sociedad nos debemos y estoy convencida de que lo alcanzaremos", ha concluido De La Vega.

En la declaración, el Gobierno recuerda que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, lanzó recientemente un mensaje a la comunidad internacional, al pedir a los representantes de los países que aun contemplan en sus legislaciones la pena de muerte que acepten participar en un "proceso de reflexión" sobre el sentido de este castigo infligido por los Estados.

Rodríguez Zapatero ha abogado por la creación de la Comisión Internacional contra la pena de muerte y por que 2015 sea el año de la moratoria universal de la pena de muerte como primer paso para conseguir su abolición universal.