Viernes, 10 de Octubre de 2008

Las acciones europeas caen un 8% por el desplome global

Reuters ·10/10/2008 - 12:54h

Las acciones europeas se hundían el viernes casi un 8 por ciento, arrastradas por el pánico vendedor que ha contagiado a inversores en todo el mundo en medio de temores al fracaso de los esfuerzos gubernamentales por frenar la crisis financiera.

Los frágiles bancos y aseguradoras sufrían las mayores caídas, dado que desalentadoras noticias del sector de los seguros generaron preocupación en torno a las ganancias.

Adicionalmente, el sector minero se sumaba al desplome, con el índice de recursos básicos europeos perdiendo un 9,5 por ciento.

"El mercado está asumiendo la dura realidad de que esto no será un retroceso moderado", sostuvo James Hamilton, analista bancario de Numis.

A las 12:40 GMT, el índice de acciones europeas líderes FTSEurofirst 300 se hundía un 7,71 por ciento, a 850,42 puntos, después de haber perdido más de un 9 por ciento en las operaciones matutinas y de haber tocado su mínimo desde julio del 2003.

El índice ha cedido más de un 21 por ciento desde el lunes y se encamina a su peor semana en registro, en medio de una crisis crediticia que ha congelado los préstamos interbancarios, abatido a los bancos y desacelerado a la economía global.

Las aseguradoras tenían algunos de los peores desempeños, después de los bancos, presionadas porque Prudential Financial, la segunda mayor firma del sector, advirtió el jueves sobre sus resultados trimestrales. Sus papeles caían más de un 23 por ciento.

Además, Yamato Life Insurance, una aseguradora japonesa que no cotiza en bolsa, se convirtió en la primera víctima financiera de la turbulencia en ese país.

Las acciones de Allianz, Axa y Munich Re bajaban entre un 11,6 y un 12,6 por ciento.

En Estados Unidos, General Electric, un referente de la economía, informó una caída de ganancias en línea con su pronóstico recientemente revisado.

El crudo caía un 4 por ciento y los títulos de las petroleras BP y Royal Dutch Shell se deprimían un 5,7 y un 7 por ciento, respectivamente.

El índice británico FTSE 100 bajaba un 7 por ciento, el francés CAC descendía un 8,33 por ciento y el alemán DAX se hundía un 9 por ciento.

Los grandes índices nacionales habían llegado a perder hasta un 10 por ciento.

/Por Tyler Sitte/.*.