Viernes, 10 de Octubre de 2008

El plan de ayuda a la banca se controlará cada cuatro meses desde el Parlamento

El nuevo fondo con cargo al Tesoro Público de 30.000 millones de euros para comprar activos financieros de alta calidad establecerá limitaciones para evitar que algunos bancos concentren la liquidez

·10/10/2008 - 14:27h

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, ha explicado que el nuevo fondo con cargo al Tesoro Público de 30.000 millones de euros para comprar activos financieros de alta calidad establecerá limitaciones para evitar que algunos bancos concentren la liquidez, y estará sometido al control parlamentario cada cuatro meses.

"Tendremos que establecer limitaciones a la concentración", dijo Vegara en rueda de prensa, ya que la compra de activos financieros emitidos por entidades a cambio de efectivo se realizará mediante un proceso competitivo de subasta para la selección de dichos activos a precios de mercado.

El Consejo de Ministros aprobó hoy por decreto ley la creación del Fondo para la Adquisición de Activos Financieros que invertirá en activos y fondos de titulización de entidades respaldados por créditos a particulares, empresas y entidades no financieras.

Las primeras operaciones del fondo se realizarán en el último trimestre de 2008, para lo que se aprueba un crédito extraordinario de 10.000 millones de euros ampliables hasta 30.000 millones. Así, la dotación total del fondo será de este último importe, que se podrá ampliar a 50.000 millones de euros, pero no más allá. 

Acceso adicional a la liquidez

Vegara no especificó qué fórmula se empleará para garantizar que la liquidez de los bancos redunde en beneficio de ciudadanos y compañías, pero recalcó que aspira a facilitar un acceso adicional a la liquidez de las entidades para que el crédito que conceden no disminuya. A su parecer, es "imposible" estimar un porcentaje entre el efectivo obtenido por una entidad y el crédito que concede.

También insistió en que el fondo no es un plan de rescate de entidades, que "ninguna lo necesita", y que estará sometido al control parlamentario, a través del informe que se enviará cada cuatro meses a la Comisión de Economía del Congreso, donde también se podrá comparecer para dar cuenta.

Según explicó, se están evaluando los aspectos legales para publicar el nombre de las entidades y en qué cuantía acceden a las subastas del fondo, de acuerdo con la vocación de transparencia del Ministerio de Economía y Hacienda, si bien incidió en que se trata de información sobre entidades privadas.

En las subastas a las que acudan los bancos y cajas para acceder a efectivo se tomarán en consideración los títulos que incorporen las titulizaciones más recientes, y todos tendrán la máxima calificción crediticia que otorgan las agencias de rating (AAA), y que podrían ser descontables ante el Banco Central Europeo (BCE).

Coste cero, riesgo muy medido

El fondo tendrá un "coste cero" porque comprará activos de máxima calidad, lo que asegura la recuperación del capital invertido, y prevé obtener rentabilidades superiores al coste de la emisión de la deuda, dijo el secretario de Estado.

"El fondo no invertirá en instrumentos financieros que ofrezcan menos rentabilidad que la remuneración del coste de emisión", aclaró, si bien reconoció que eso no quiere decir que los ciudadanos no asuman ningún riesgo, porque el coste dependerá del nivel al que se encuentren los tipos de interés cuando se produzcan las emisiones y a los precios de mercado.

El plan "ofrece volúmenes importantes (de liquidez) y los riesgos son muy medidos, y defiende los derechos e intereses de los ciudadanos y contribuyentes", aseveró Vegara.

Respecto a la participación del Instituto de Crédito Oficial (ICO) en el plan, explicó que éste proyecto es complementario al esfuerzo notable realizado por el organismo sin poner en riesgo las cuentas públicas. "Lo que no podemos hacer es sustituir al sistema financiero", argumentó.

La administración, gestión y dirección del fondo corresponderán al Tesoro Público a través de un Consejo Rector y una Comisión Ejecutiva. El primero establecerá las directrices de inversiones del fondo, evaluará su actividad y decidirá sobre la aplicación de los rendimientos de activos y el productos de sus ventas.

La Comisión Ejecutiva se encargará de la gestión del Fondo y decidirá las inversiones con el asesoramiento de un comité técnico, presidido por el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, y compuesto por los secretarios de Estado de Economía y Hacienda, David Vegara y Carlos Ocaña, respectivamente, por el abogado general del Estado y el interventor general del Estado.

Distinto al 'plan Paulson'

Al ser preguntado sobre la diferencia entre este plan y el aprobado por el Gobierno de Bush, Vegara aseveró que es "radicalmente diferente" porque el estadounidense se centra en la compra de activos tóxicos y el rescate de entidades, mientras que el español compra activos de máxima calidad y no aspira a rescatar ninguna entidad.

También diferenció este plan del Tesoro de la iniciativa de Reino Unido, ya que en ese país es necesario recapitalizar entidades financieras, mientras que en España no hay problemas de solvencia y capital, pero sí de acceso a la liquidez por parte de las entidades financieras.

El plan del Tesoro, que garantiza un proceso no discriminatorio y no puede entrar en colisión con las ayudas de Estado que prohibe la UE, será remitido a la Comisión Europea para su información a lo largo de la semana próxima, agregó.

El Gobierno considera que el trabajo del BCE ha sido "excelente"

Sobre el papel del BCE en proveer de liquidez al mercado a través de sus inyecciones, Vegara sostuvo que ha hecho "un trabajo excelente" y además, desde ahora, asegura todo lo que soliciten los bancos a un tipo fijo mientras sea necesario, medidas que calificó de "valientes y adecuadas".

En este sentido, consideró que para superar la crisis financiera internacional no bastan una serie de medidas sino un articulado potente de éstas porque los problemas derivan de una pérdida generaizada de confianza en los mercados derivada de la insuficiencia de capital y la mala gestión de algunas entidades.


Familias y empresas, las grandes beneficiadas

Las familias y las empresas serán las grandes beneficiadas de esta medida, ya que el Fondo ayudará a que las entidades financieras recuperen la normalidad en sus operaciones de crédito, lo que facilitará su acceso a empresas y particulares.

Además, el Fondo tendrá un coste cero para los ciudadanos, pues adquirirá activos de máxima calidad, lo que asegura la recuperción del capital invertido, por lo que obtendrá rentabilidades superiores al coste de la emisión de Deuda necesaria para la dotación del Fondo.

Noticias Relacionadas