Viernes, 10 de Octubre de 2008

El Reino Unido congela los activos del banco islandés Landsbanki

EFE ·10/10/2008 - 09:21h

EFE - Un empleado de la entidad bancaria islandesa Landsbanki se sienta en las inmediaciones de su sede en Londres, Reino Unido.

El Gobierno británico ha congelado todos los activos del banco islandés Landsbanki en el Reino Unido después de que fuese nacionalizado y declarado insolvente, informaron hoy los medios locales.

El primer ministro británico, Gordon Brown, en unas declaraciones anoche a los medios en Londres, criticó la negativa de Islandia de garantizar los depósitos de los ahorradores del Reino Unido.

Tras la nacionalización de Landsbanki el pasado martes, unos 300.000 clientes británicos de IceSave, subsidiaria de esa institución islandesa, no pudieron acceder a sus depósitos.

Además, unas noventa administraciones locales y otros entes públicos del Reino Unido tienen depositados unos 717 millones de libras (910 millones de euros) en los bancos islandeses.

Según fuentes oficiales, funcionarios del Tesoro británico viajan hoy a Reikiavik para analizar con las autoridades de ese país la crisis bancaria y sus efectos en los ahorradores.

Brown ha criticado las medidas de la Administración islandesa y las ha calificado de "ilegales" y "completamente inaceptables".

El jefe del Gobierno islandés, Geir Haarde, criticó al Reino Unido por recurrir a medidas antiterroristas para congelar los activos.

Las administraciones locales del Reino Unido han solicitado al ministro de Economía, Alistair Darling, que ofrezca a sus depósitos en los bancos islandeses nacionalizados las mismas garantías que anunció el miércoles para los ahorradores privados británicos.

Tras garantizar la totalidad de los ahorros de los clientes particulares en las filiales británicas de los bancos islandeses Kaupthing y Landsbanki, Darling indicó que el Gobierno no puede garantizar los ahorros de las administraciones locales porque en su caso se trata de "inversores informados".

Las autoridades locales están irritadas por esa resistencia del Gobierno central ya que, afirman, invirtieron en la banca islandesa siguiendo los consejos del ministerio de Economía de llevar el dinero adonde diese mayor rentabilidad.

Las cifras más altas corresponden al gobierno del condado de Kent, con 50 millones de libras (63 millones de euros), al ayuntamiento de Nottingham, con 42 millones (unos 53 millones de euros), Brent, con 27 millones de libras (34 millones), y a la administración del barrio londinense de Westminster, con 17 millones de libras (21,4 millones).

La Autoridad Supervisora Financiera Islandesa (FME) dispuso esta semana la nacionalización de Kaupthing, el mayor banco del país, después de asumir el control total sobre el tercero, el Glitnir, y de hacer lo mismo con el segundo, el Landsbanki.