Viernes, 10 de Octubre de 2008

EEUU considera garantizar la deuda y los depósitos, según medios

Reuters ·10/10/2008 - 06:18h

Washington está considerando garantizar miles de millones de dólares en deuda bancaria y asegurar temporalmente todos los depósitos de bancos estadounidenses, en un intento por descongelar el crédito y evitar grandes pérdidas en los mercados, informó el viernes el Wall Street Journal.

A su vez, el New York Times publicó que las autoridades estadounidenses y británicas están negociando un plan similar para detener el caos financiero, que involucraría la inyección de dinero gubernamental en los bancos a cambio de participaciones y garantías de devolución para varios tipos de préstamos.

Reino Unido anunció el miércoles que inyectará 50.000 millones de libras esterlinas (unos 65.000 millones de euros) de capital de emergencia en los bancos que se han visto golpeados por la crisis financiera, y que entregaría 250.000 millones de libras esterlinas en garantías para ayudarles a refinanciar su deuda principal.

El concepto británico de ampliar su propuesta a otros países tiene mucho respaldo en Wall Street y está siendo estudiado minuciosamente por las autoridades estadounidenses, indicaron los periódicos.

El Wall Street Journal citó al portavoz de la Casa Blanca Tony Fratto diciendo que Estados Unidos "está revisando la idea y discutiéndola con nuestras contrapartes británicas".

El New York Times citó a David H. McCormick, subsecretario del Tesoro para asuntos internacionales, diciendo que "a medida que esto se propaga, han surgido oportunidades de cooperación. Necesitamos promover y destacar estas áreas comunes".

Esto supone un cambio radical de postura para el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, que se había opuesto a tomar participaciones directas en los bancos.

Sin embargo, funcionarios del Tesoro apuntaron al New York Times que el objetivo habría cambiado en la última semana, sobre todo porque los mercados siguen cayendo.

El índice S&P 500 bajó un 7,6 por ciento el jueves, mientras que el Nikkei japonés perdía más del 10 por ciento el viernes y los mercados bursátiles de Asia se hundían.

Reuters no pudo contactar inmediatamente con portavoces de la Casa Blanca para que hicieran comentarios sobre las noticias.