Viernes, 10 de Octubre de 2008

El pánico se adueña de la Bolsa de Tokio

Durante la sesión llegó a perder en un momento más del 11%, la mayor caída en un día desde la crisis de 1987

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·10/10/2008 - 07:32h

El Índice Nikkei cayó el viernes un 9,6%, su mayor descenso desde el 'crash' del mercado bursátil de 1987, ante el temor a que la crisis financiera provoque una recesión global.

La caída semanal del 24% del Nikkei duplicó la pérdida producida en la semana que siguió al 'crash' del 87.

La tónica del mercado, pesimista después del fuerte recorte en Wall Street y la noticia de la quiebra de un fondo de inversión inmobiliario japonés, empeoró por la bancarrota de la aseguradora no cotizada Yamato Life Insurance.

El Índice Nikkei cerró con una baja de 881,06 puntos, un 9,62%, a 8.276,43 puntos, tras abrir a un máximo de 9.016,34 y caer a un mínimo de 8.115,41 puntos.

Más liquidez y créditos más accesibles 

El BOJ inyectó esta mañana dos billones de yenes (19.890 millones de dólares), decidió aportar 1,5 billones de yenes (15.167 millones de dólares) adicionales después y, después, suministró otro billón de yenes (10.070 millones de dólares) a primera hora de la tarde.

Con estas aportaciones, el BOJ pretende dar mayor liquidez al sistema financiero y suavizar las condiciones crediticias cuando el mercado sigue cayendo.

Desde que el banco de inversión estadounidense Lehman Brothers quebró el 15 de septiembre, la liquidez que el banco central japonés ha aportado al sistema financiero asciende ya a un total de 34,4 billones de yenes (346.355 millones de dólares).

La rentabilidad de los bonos, bajo mínimos

La rentabilidad de los bonos a 2 años de la zona euro marcaban el viernes su nivel más bajo en más de dos años y medio mientras las bolsas mundiales se están desplomando hasta un 10%. La rentabilidad del bono público a dos años llegó a caer hasta el 2,886%, su mínimo desde febrero de 2006.

Los bonos a más largo plazo también ampliaban sus subidas. El futuro del Bund alemán alcanzó un máximo de sesión de 116,79 con la rentabilidad a 10 años bajando al 3,793%.

El spread a dos años se situó en su nivel más amplio desde el lanzamiento del euro en 1999, superando los 130 puntos básicos, lo que demuestra que está creciendo la aversión a inversiones de riesgo.

Noticias Relacionadas