Viernes, 10 de Octubre de 2008

Wall Street entra en caída libre y pierde un 7,3%

El pánico se apodera de la bolsa de Nueva York y el Dow Jones se precipita hacia su mayor desplome desde octubre de 1987.

EFE ·10/10/2008 - 00:27h

EFE - Wall Street continuó en su racha de pérdidas y cerró por debajo de los 9.000 puntos, mientras que los mercados europeos, escépticos con las medidas para paliar la crisis financiera, no lograron recuperarse del "miércoles negro" que dejó los parqués con fuertes pérdidas. Contiene variación porcentual de los índices de las principales bolsas del mundo y el precio del petróleo al cierre de la jornada de este jueves.

Un año después de que dos de sus principales índices llegaran a cotas históricas, la Bolsa de Wall Street prolongó este jueves su caída y sigue sin reaccionar a las agresivas medidas que las autoridades de Estados Unidos han puesto en marcha.

La jornada comenzó con algunos signos de que hoy podía ser ese día esperado en que el mercado cambiaría el penoso rumbo de las últimas seis sesiones, pero, una vez más, el descenso se aceleró a medida que se acerca el cierre en un ambiente de gran volatilidad. 

Hubo mucho nerviosismo en el parqué de Nueva York

Al finalizar la sesión, el índice Dow Jones de Industriales perdía un 7,33%, el mercado Nasdaq cedía un 5,47% y el selectivo S&P bajaba un 7,62%.

La inquietud y el temor que persiste en el mercado contrasta con el panorama de hace hoy un año, cuando el Dow Jones cerraba la sesión en 14.164,53 unidades y el S&P 500 llegaba a 1,565,15 unidades, los niveles más altos en la historia de ambos índices.

Aquel 9 de octubre se divulgó el acta de la reunión que había celebrado la Reserva el 18 de septiembre y se constataba que sus miembros, de forma unánime, habían aprobado un recorte de 0,50 puntos en los tipos de interés, hasta el 4,75%, por considerar que ese era "el plan de acción más prudente" para afrontar los problemas que generaba la crisis inmobiliaria.

Un año después esa misma entidad, en una acción sin precedentes coordinada con cinco bancos centrales, decidía recortar los tipos de interés con urgencia también en medio punto, hasta el 1,5%, en un intento por calmar los nervios de los inversores y estimular la economía.

Sin entusiasmo

Sin embargo, el recorte de tipos, algo que suele provocar de inmediato optimismo en el mercado, no despertó entusiasmo alguno el miércoles, cuando se anunció la medida, y tampoco este jueves, en que Wall Street volvió a registrar fuertes pérdidas y el Dow Jones bajó de 9.000 puntos por primera vez desde 2003.

Con los descensos de hoy, ese índice y el S&P han caído un 39,4% y un 41,8%, respectivamente, desde sus récords de 2007.

El adelanto sorpresivo que hizo el miércoles la corporación IBM de algunos resultados obtenidos en el último trimestre, incluido un incremento del 20% en su beneficio neto, tampoco pareció convencer a los inversores de que algunas empresas podrían estar sorteando el temporal con cierto éxito.

Por el momento las medidas de erscate no han logrado restaurar la confianza en los mercados 

Por el contrario, los operadores en Wall Street mostraron una obsesión inusitada con las acciones del fabricante automovilístico General Motors, que se depreciaron un 31% y cerraron a 4,76 dólares por título, un nivel que no registraban desde los años 50.

Las acciones de GM caían con fuerza incluso antes de que la agencia Standard & Poor's anunciara una hora antes del cierre bursátil que colocaba en observación a esa empresa para una posible rebaja de la calificación de su deuda, debido al debilitamiento del mercado automovilístico y a las condiciones del mercado de capital.

El presidente George W. Bush insistió en que EEUU. tomará acciones firmes para afrontar la situación económica actual y expresó su deseo de trabajar con sus "colegas europeos para desarrollar la mejor política común posible".

Pero, por el momento, las masivas infusiones de liquidez, las garantías de los depósitos bancarios y otras medidas gubernamentales a uno y otro lado del Atlántico no logran animar a las bolsas ni restaurar la confianza en los mercados de crédito, según los expertos.

El principal índice de la Bolsa de Madrid, el IBEX 35, bajó un 3,48%, el DAX 30 de Fráncfort el 2,67%, el CAC 40 de París el 2,27% y el S&P de Milán el 1,37%.

También cayó el índice FTSE 100 en el mercado de Londres, un 1,05%, un día después de que el Gobierno británico anunciara un ambicioso plan para capitalizar con rapidez a entidades bancarias con apuros de liquidez, a cambio de acciones preferentes y otros requerimientos.

Noticias Relacionadas