Jueves, 9 de Octubre de 2008

Ultimátum del PP al PSOE para que retire los presupuestos

Los populares amagan con condicionar su apoyo al plan de rescate a la retirada de las cuentas

P. GONZÁLEZ/J. R./M.J. G. ·09/10/2008 - 23:26h

El PP amagó este jueves con un cambio radical de discurso respecto al plan del Gobierno para inyectar liquidez en el sistema financiero, anunciado el pasado martes.

Los populares, a través de su portavoz, Esteban González Pons, llegaron a supeditar su apoyo a que el Gobierno retire el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, aunque, ya por la noche, el coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro, suavizó el discurso de su partido tras reunirse con el vicepresidente económico, Pedro Solbes.

No obstante, Montoro dijo, en rueda de prensa, tener “serios reparos” respecto a la anunciada creación de un fondo de 30.000 millones de euros para comprar activos no contaminados de bancos y cajas.

Por la mañana, y en un tono mucho más contundente que el de Montoro, González Pons dijo que dar un visto bueno “sin peros ni condiciones”, sería “intolerable” y “más bananero que democrático”.

Sin consenso

Luego, Montoro matizó esa postura, aunque acusó al Gobierno de estar “cerrado” a negociar los Presupuestos. Y le reprochó no haber consensuado con ellos las cuentas para 2009 ni el plan de rescate para el sector financiero.

Según Montoro, su partido no puede apoyar la creación de ese fondo de 30.000 millones de euros porque se trata de una medida que, a su juicio, todavía está “verde” en materia de garantías.

El PP quiere que quede claro que el Parlamento también controlará dicho fondo, así como garantías de que no costará nada a los contribuyentes y que el dinero se destinará de forma “temporal” a devolver la corriente de créditos a las familias y las pymes.

Montoro afirmó que el Gobierno respalda que se cree una comisión especial en el Congreso para controlar el funcionamiento del fondo, algo que luego matizó el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña (ver información adjunta).

Así, si el decreto-ley que prepara el Gobierno no tiene las garantías que reclama el PP, este partido pedirá que se tramite como ley para poder introducir enmiendas y modificarlo. Y, si no es posible hacerlo, no lo apoyará, explicó Montoro.

En el PP consideran que aún hay posibilidades de llegar a un acuerdo porque el texto relativo al plan que hoy analizará el Consejo de Ministros es todavía un borrador, que debe ser remitido a Bruselas para que dé su visto bueno.

Noticias Relacionadas