Jueves, 9 de Octubre de 2008

La corrupción petrolera salpica al Gobierno peruano de García

AGENCIAS ·09/10/2008 - 23:12h

La corrupción vuelve a sacudir al Gobierno peruano de Alan García. La revelación de pruebas en las que aparecen altos funcionarios del Estado negociando la adjudicación de explotaciones petroleras con un empresario dominicano provocó ayer una cascada de protestas en Lima y la exigencia de dimisiones.

El presidente García respondió que "caerán todas las cabezas necesarias para que el Perú pueda seguir marchando". De momento ya se han visto obligados a renunciar el ministro de Energía y Minas, Juan Valdivia, y el director de la empresa estatal de hidrocarburos Perúpetro.

A pesar de estas dos dimisiones, la oposición en pleno exigió al mandatario peruano el cese inmediato de su jefe de gabinete, Jorge Del Castillo, uno de los más cercanos consejeros de Alan García, ya que su nombre aparece en varias de las pruebas reveladas.

En una grabación se escucha a dos importantes funcionarios hablando sobre el dinero que recibirán si otorgan la concesión de un campo petrolero a una empresa noruega desconocida, Discover Petroleum, dirigida por un millonario dominicano.

A pesar de que las pruebas presentadas eximen al presidente peruano de una responsabilidad directa, el costo político es incalculable. El Gobierno soporta desde hace meses una serie de protestas sociales por la elevación del costo de la vida y la mala distribución de la riqueza procedente de la venta de petróleo.