Jueves, 9 de Octubre de 2008

El BCE da barra libre a los bancos

Ofrecerá crédito ilimitado a un tipo fijo del 3,75%

B.C.B ·09/10/2008 - 23:07h

Pasito a pasito, el Banco Central Europeo (BCE) comienza a cobrar protagonismo en la gestión de la crisis, al abordar acciones cada vez más agresivas. La última es la de dar crédito ilimitado a las entidades financieras que lo soliciten, con una tarifa plana del 3,75% (el mismo nivel al que el miércoles se quedó el precio oficial del dinero).
La decisión fue anunciada horas después de la acción coordinada de los Bancos Centrales para que quedara claro que se trata de dos acciones separadas, ambas de alta importancia. Hasta ahora, el BCE hacía una subasta de liquidez todos los martes en las que concedía una cantidad determinada a los grandes bancos europeos.

Desde hace semanas, la subasta dejaba insatisfecho el apetito de liquidez de las entidades financieras, que en la última pagaron un 4,99% de tipo de interés (cuando el tipo oficial estaba al 4,25%) por tener acceso a parte de los 250.000 millones de euros que el BCE puso en el mercado como línea de refinanciación a una semana vista.
La primera iniciativa que tomó el BCE para agilizar la operativa fue permitir a todas las entidades financieras, incluso las más pequeñas, que tuvieran acceso a la liquidez directamente a partir de este mismo lunes. Así, los grandes bancos dejan de acaparar todo el crédito que luego no fluye al mercado interbancario, donde se abastecían las pequeñas
La liquidez ilimitada a un tipo fijo para todas las entidades financieras abre la posibilidad a los bancos de refinanciar sus operaciones sin tener que recurrir a la fe de sus homólogos y ni siquiera competir con ellos.

Sólo a corto plazo

La única contrapartida que se pide es la de presentar activos de calidad, un punto que algunas entidades europeas pueden ya no cumplir, según los expertos. La banca española, que sí tiene estos activos (fuentes de las cajas de ahorros aseguraban recientemente que sólo utilizan un 30% de los activos para acceder al crédito), recuerda que estas operaciones del BCE son a corto plazo, y aunque dinamizan el mercado no son suficientes para dar préstamos a largo plazo, como una hipoteca.

El BCE rebaja además el tipo de interés de castigo que aplica a los créditos de urgencia, hasta el 4,25%, cuando antes se encontraba un punto porcentual por encima del precio
del dinero.

Noticias Relacionadas