Archivo de Público
Lunes, 12 de Noviembre de 2007

Descubren que el paíño de Madeira se ha separado en dos especies distintas

EFE ·12/11/2007 - 19:57h

EFE - El paíño de Madeira, una pequeña ave que nidifica en los archipiélagos del noreste Atlántico, se ha separado en las Islas Azores en dos especies: la que cría en verano y la que lo hace en invierno, según un equipo de científicos de la Universidad de Barcelona.

El paíño de Madeira, una pequeña ave que nidifica en los archipiélagos del noreste Atlántico, se ha separado en las Islas Azores en dos especies: la que cría en verano y la que lo hace en invierno.

Así lo ha explicado a Efe Jacobo González-Solís, director del equipo de científicos de la Universidad de Barcelona, que participa en la investigación, en la que se describe este caso "atípico" de "especiación simpátrica" o generación de una nueva especie en el que no ha mediado una barrera física.

Los científicos han comprobado, tras analizar genéticamente unas 550 muestras de ejemplares de esta especie, presente en cinco archipiélagos (Azores, Madeira/Desertas, Cabo Verde, Galápagos a Islas Salvajes), que al menos en cuatro de ellos se está produciendo un proceso de diferenciación genética entre las poblaciones de verano e invierno.

El paíño de Madeira (Oceanodrama castro) es la única especie de ave que cría tanto en invierno como en verano en estas zonas, cuyas poblaciones nunca se cruzan entre sí, según han podido constatar los investigadores en este trabajo, que publica mañana Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Han descubierto que, en las Islas Azores, este proceso de separación ha desembocado en diferencias "suficientemente importantes" como para considerar a la población de verano una nueva especie, denominada por los investigadores como el paíño de Monteiro (en honor a Luis Monteiro, un biólogo estudioso del tema, fallecido recientemente).

En concreto, ambas poblaciones presentan en esta zona diferencias "muy importantes" de tipo genético, morfológico (en el ahorquillado de la cola y en el tamaño corporal), ecológico (en la alimentación), comportamentales (diferencias en las vocalizaciones) y fenológicas (no solo en la época de cría sino también en los patrones de muda de las plumas).

No obstante, esta especiación se encuentra en un estado "más incipiente" en otros archipiélagos, como las Islas Galápagos, donde no se ha generado una especie de verano y otra de invierno, puesto que éstas están más emparentadas entre sí que todas de una misma época de cría entre ellas.

Según González-Solís, esta situación podría derivar "a la larga en al menos seis especies distintas", un hecho, en su opinión, "muy importante", dado que hasta hoy sólo se habían descrito dos posibles casos de especiación simpátrica en tetrápodos.