Jueves, 9 de Octubre de 2008

Ordóñez advierte de los riesgos del plan de Zapatero

El gobernador del Banco de España ve posibles más bajadas de tipos

VIRGINIA ZAFRA ·09/10/2008 - 20:48h

“Vivimos un momento dramático en el contexto internacional. Estamos en medio del clímax de la peor crisis en setenta años”, según el presidente de la patronal española de cajas, Juan Ramón Quintás, y “el riesgo de recesión en Estados Unidos y en la Unión Europea es algo más que un riesgo”, según el Comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la Unión Europea, Joaquín Almunia.

En estas circunstancias, todo es posible, hasta una nueva bajada de tipos a corto plazo en la UE. El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, aseguró ayer que sería “absurdo” hacerlo después del recorte de medio punto del miércoles, pero no descartó porque –dijo– los bancos centrales de todo el mundo están dispuestos a hacer cualquier cosa para que se recobre la confianza en el sistema financiero internacional. El gobernador explicó que bajaron de forma inesperada el precio del dinero porque los acontecimientos que han conmovido al mundo desde la quiebra de Lehman Brothers ha provocado tal contracción en la economía real que “no tiene sentido mantener los tipos donde los teníamos”. Además, confió en que la medida sirva para reducir la desconfianza, que es el principal problema.

Sin respaldo total 

En este contexto crítico, en el que cada país intenta resolver sus problemas con diferentes medidas, el gobernador enmarcó el plan del Ejecutivo español de prestar hasta 50.000 millones de euros a las entidades financieras para que concedan más créditos. A su juicio, si se hace “razonablemente bien”, puede ayudar a que aumente la liquidez en el mercado y hasta aportar beneficios al Estado. Pero el gobernador no dio su respaldo total al plan, porque entiende que el Tesoro está asumiendo riesgos al emitir más deuda para luego poder hacer préstamos a bancos y cajas. Eso implica, inevitablemente, que los contribuyentes también estén asumiendo un riesgo.

Los representantes de las cajas que ayer se congregaron en  II Foro Estratégico de Cajas de Ahorros alabaron la medida porque contribuirá a dar liquidez al sistema, pero también reconocieron que puede que en el futuro haya que ampliarlo si las entidades no tienen dinero suficiente para hacer frente a los 95.000 millones de euros de vencimientos de deuda que tienen hasta final de 2009.

El presidente de Caja Murcia, Carlos Egea, dijo que hará “un gran bien” a la economía española porque va a ayudar a que la restricción del crédito no sea tan severa. Y a continuación reconoció que puede no ser suficiente y que si es necesario, pedirán más.

Noticias Relacionadas