Jueves, 9 de Octubre de 2008

Las religiones se apuntan a la ciencia de la conservación

El Congreso Mundial de la Naturaleza acoge un debate entre religiosos

ÓSCAR MENÉNDEZ ·09/10/2008 - 21:16h

O.M. - Representantes de varias confesiones.

Los creyentes necesitan de la ciencia, porque sin ella serían incapaces de conocer la catástrofe ecológica que amenaza el planeta. Pero el ecologismo también necesita de la religión, porque sin ella los humanos pueden perder la esperanza de que la salvación de la Tierra es posible. Éstas son las dos conclusiones a las que llegaron ayer miembros de diferentes religiones presentes en el debate Espiritualidad y Conservación, celebrado ayer en el Congreso Mundial de la Naturaleza, en Barcelona.

"Las religiones son necesarias, pero no suficientes", explicó Mary Evelyn Tucker, miembro del Foro de Religión y Ecología. "Estamos frente a la sexta gran extinción, esta vez causada por la humanidad, y la religión debe implicarse", añadió. Esta llamada a la puerta de la ciencia por parte de los creyentes fue una de la constantes del foro, en el que participaron miembros de las religiones anglicana, católica, judía, musulmana e incluso un gurú de la New Age, Satish Kumar. Para él, la ciencia es necesaria, pero requiere del apoyo de la espiritualidad: "La ciencia, si está sola, lleva al calentamiento global, al armamento nuclear. Y la religión puede ser su brújula espiritual. Pero cuando la religión no cuenta con la racionalidad y el proceso analítico de la ciencia, acaba en el fundamentalismo".

Cuidar la Tierra 

Esa compatibilidad también forma parte del discurso de los musulmanes. El caso de la iraní Masoumeh Ebtekar es significativo, ya que tras varios años como vicepresidenta del Área de Medio Ambiente en su país, ha vuelto al laboratorio de inmunología donde es investigadora. "En el Islam tenemos la idea de que los seres humanos somos la voz de Dios en la Tierra. No podemos hacer lo que queramos, sino lo que debemos", dijo.

El Islam obliga a cuidar la Tierra. De la misma manera que lo hacen los preceptos judíos. "El judaísmo admira la biodiversidad", apuntó Jonathan Rose, responsable del Garrison Institute de EEUU. Los representantes presentes en el acto insistieron en la defensa de la racionalidad y criticaron el creacionismo, que "tiene el peligro de suponer que somos superiores", comentó el obispo anglicano surafricano Geoffrey Davies. "Tenemos que dejar de pensar que somos el centro y pasar del antropocentrismo al ecocentrismo", añadió. "La selección natural ha terminado", explica la también anglicana Tucker, "porque la humanidad ha acabado con ella. Ahora, somos nosotros los responsables de la supervivencia del resto".

Noticias Relacionadas