Jueves, 9 de Octubre de 2008

Un poco de ejercicio beneficia a los obesos mórbidos: estudio

Reuters ·09/10/2008 - 18:01h

Por Megan Rauscher

Cuando se trata de hacer ejercicio y aumentar la actividad física, las personas con obesidad mórbida se sienten vencidas y se preguntan por qué comenzar. Pero un nuevo estudio muestra los motivos por los cuales deberían empezar a moverse un poco más.

Aun muy poco ejercicio, una hora por semana, mejora la calidad de vida y la capacidad de realizar tareas diarias, como vestirse, atarse el cordón del zapato o simplemente caminar.

"El estudio habla de la importancia de que las personas con sobrepeso, aun aquellas con obesidad mórbida, presten atención al hecho de que aumentar muy poco el nivel de actividad física les puede hacer más fácil la vida", dijo el doctor Martin Binks a Reuters Health.

Binks es director de investigación de Duke Diet and Fitness Center, un programa residencial para adelgazar del Centro Médico de la Duke University.

El equipo dirigido por Binks analizó la relación entre los niveles de actividad física y la calidad de vida de 1.200 hombres y mujeres obesos mórbidos que ingresaban al programa. El sobrepeso de los participantes era de unos 45 kilos.

Una evaluación previa al inicio del programa reveló que los pacientes que hacían actividad durante menos de 60 minutos por semana tenían mejor calidad de vida y hacían las tareas cotidianas con más facilidad.

"Aunque ellos no tenían altos niveles de actividad, se sentían mejor. Esto respalda lo que enseñamos durante años: ningún ejercicio es demasiado poco como para no tener ningún efecto. Y hace bien, independientemente del peso", dijo Binks.

"Los beneficios del ejercicio no están limitados a mejorar la apariencia y el tono muscular. (La actividad física) hace que la gente se sienta y funcione mejor", añadió el autor.

Binks presentó los resultados del estudio en la reunión anual 2008 de la Sociedad de Obesidad, en Phoenix, Estados Unidos.