Jueves, 9 de Octubre de 2008

Niños expuestos a humo de tabaco presentarían adicción nicotina

Reuters ·09/10/2008 - 17:56h

Por Anne Harding

Los niños que nunca le dieron una pitada a un cigarrillo tendrían síntomas de adicción a la nicotina si estuvieron expuestos al humo de segunda mano, informó un equipo de investigadores en Canadá.

"Esto es preocupante. Es apenas un eslabón más de una cadena en la (explicación de porqué) los padres deberían dejar de fumar frente a los hijos", dijo a Reuters Health la coinvestigadora del estudio, la doctora Jennifer O'Loughlin, de la Universidad de Montreal, en Quebec.

Estudios previos demostraron que los niños expuestos al humo de tabaco en el hogar o en el automóvil familiar tienen nicotina y marcadores del metabolismo de la nicotina en la orina, la sangre y el cabello, publicó el equipo de O'Loughlin en la revista Addictive Behaviors.

Una investigación demostró que los niños no fumadores con altas concentraciones de uno de esos marcadores, la cotinina, en la saliva eran más propensos a ser fumadores dos años más tarde.

Para investigar mejor el papel de la exposición pasiva al humo de tabaco y la adicción a la nicotina, el equipo estudió a 1.488 niños de entre 10 y 12 años que nunca habían fumado.

Actualmente, explicó O'Loughlin, la mejor y única manera de medir la adicción a la nicotina es a través de síntomas, como el deseo de cigarrillos o la abstinencia.

Sesenta y nueve niños (el 5 por ciento) tenían por lo menos un síntoma de adicción a la nicotina. Los síntomas más frecuentes eran la adicción mental, la adicción física, pasar un mal momento mientras otra persona fuma y sentir la necesidad de fumar un cigarrillo.

A mayor exposición infantil al humo de segunda mano en el hogar o el automóvil, mayor tendencia a manifestar esos síntomas.

Tras ajustar los datos según vulnerabilidad tabáquica (cuán propenso era un niño a recibir la influencia de la conducta tabáquica de sus pares y familiares), esa relación se mantuvo.

Esto, para el equipo, sugiere que los síntomas de adicción a la nicotina que padecían los niños no se debían sólo al modelaje del rol social, sino que tenían un fundamento psicológico.

Los resultados, junto con otros estudios recientes que demostraron que los adultos no fumadores expuestos al humo de segunda mano sufren síntomas similares a los de la abstinencia, "respaldan la hipótesis de que la exposición al humo de segunda mano favorecería en los más jóvenes susceptibles el desarrollo de síntomas psico-conductuales que hasta ahora sólo se atribuía a los fumadores", escribió el equipo.

"Si otros estudios confirman estos resultados se respaldarían las intervenciones de salud pública que promueven no fumar delante de los niños y, específicamente, señalan la importancia de las políticas para prohibir fumar en los vehículos con niños", concluyó el equipo.

FUENTE: Addictive Behaviors, septiembre del 2008