Jueves, 9 de Octubre de 2008

La disminución de las aves revela un daño ambiental más amplio

Reuters ·09/10/2008 - 17:29h

La disminución de la cantidad de pájaros en todo el mundo es un signo de que los gobiernos están fallando en sus promesas de reducir el daño a la naturaleza para el año 2010, según un informe internacional publicado el jueves.

El incremento de la población humana y la limpieza de los bosques para la agricultura y los biocombustibles destrozan los hábitats naturales, de acuerdo al estudio realizado por Birdlife International, un grupo de expertos formado por más de un centenar de organizaciones en todo el mundo.

Incluso los pájaros comunes, como las palomas o las alondras en Europa, son cada vez más escasas, en un preocupante signo de un proceso más amplio de daños medioambientales.

Las aves están entre las especies animales que son objeto de más estudios y son un barómetro del medio ambiente en general.

"Las especies de pájaros se dirigen más rápido que nunca hacia la extinción", según el informe de Birdlife "Estado de las poblaciones de pájaros en el mundo" publicado en el marco del congreso de Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (IUCN por sus siglas en inglés) que tiene lugar en Barcelona.

TRES ESPECIES EXTINTAS

En mayo, las estadísticas recopiladas por Birdlife International para una "lista roja" de IUCN revelaron que una especie de cada ocho de aves, o 1.226 de las casi 10.000, están en riesgo de extinción debido a las nuevas amenazas, que incluyen el cambio climático.

La disminución de las aves muestra que los gobiernos están fallando en mantener su compromiso hecho en 2002 en la Cumbre de la Tierra organizada por las Naciones Unidas, según el informe.

"Cuando quedan dos años, las aves nos muestran que estamos lejos de ese objetivo y que lejos de ralentizarse el ritmo de la pérdida de la biodiversidad se acelera", afirmaron los expertos.

Desde 2000 se teme que tres especies se hayan extinguido, el loro Spix de Brasil, el cuervo hawaiano y el poo-uli, también originario de la isla, según indicó el informe (www.birdlife.org/sowb).

De las distintas familias de aves la amenaza de extinción se cierne sobre un 82 por ciento de los albatros, un 60 por ciento de las grullas, un 27 por ciento de los loros, un 23 por ciento de los faisanes y un 20 por ciento de las palomas. Los grandes especímenes que producen pocos huevos son los que se exponen a más riesgos de desaparecer.

Los humanos utilizan cerca de la mitad de las especies de pájaros, principalmente como mascotas o como comida. Entre otros usos también está el control de los insectos en zonas de cultivos y bosques.