Jueves, 9 de Octubre de 2008

El Orient-Express llegó a Praga sin Agatha Christie

EFE ·09/10/2008 - 19:03h

EFE - El fastuoso Venice Simplon Orient-Express llegó hoy a Praga con 160 pasajeros a bordo, y sin que el jefe del convoy, Raymond, anunciase a los gendarmes de la estación ningún odioso crimen, como el perpetrado en la conocida novela de Agatha Christie ("Asesinato en el Orient-Express").

El fastuoso Venice Simplon Orient-Express llegó hoy a Praga con 160 pasajeros a bordo, y sin que el jefe del convoy, Raymond, anunciase a los gendarmes de la estación ningún odioso crimen, como el perpetrado en la conocida novela de Agatha Christie ("Asesinato en el Orient-Express").

Los elegantes vagones, creados en fábricas de Inglaterra, Bélgica, Francia e Italia, son una viva reminiscencia de la obra detectivesca salida de la pluma de la escritora británica, quien popularizó en el siglo pasado este hotel sobre ruedas.

El trayecto del Orient-Express comenzó el miércoles por la tarde en Venecia, tuvo una escala en Viena, y tras llegar hoy a la estación praguense de Smichov los pasajeros dispondrán hasta el sábado para disfrutar de la capital bohemia.

Reanudarán entonces el camino a través de Fráncfort y luego París, para llegar finalmente a Londres el domingo a las 18.00 hora GMT.

A pesar de que Christie no llegó hoy en el lujoso tren, "todos nuestros pasajeros son famosos", señaló a Efe el gerente del destacado ferrocarril, Raymond Winiecka.

El coste de este pasaje desde Venecia, en la costa del Adriático, hasta la capital del Támesis, asciende a 2.600 euros.

"Algunos hacen el trayecto Venecia hasta Viena, pero la mayoría de la gente prefiere el camino completo. De hecho (el tren) ha sido diseñado para hacer todo el recorrido", precisó.