Jueves, 9 de Octubre de 2008

La OTAN combatirá la piratería en aguas de Somalia

Reuters ·09/10/2008 - 17:05h

La Organización del Tratado del Atlántico Norte acordó el jueves unirse a las operaciones contra la piratería en Somalia, en donde un buque cisterna japonés fue liberado tras pagar un rescate de 1,6 millones de dólares, dijeron las autoridades.

Ante el aumento de las peticiones para una acción decidida y coordinada contra las bandas somalíes que han atacado a centenares de barcos este año, los estados de la OTAN acordaron enviar siete fragatas este mes para combatir la piratería y escoltar a los barcos que llevan ayuda, según responsables de la Alianza.

Los piratas están causando estragos en la ruta marítima más frecuentada y ahora la más peligrosa, que conecta Europa con Asia y Oriente Próximo, y se han llevado millones de dólares en rescates, aumentando el coste de los seguros y poniendo en peligro los suministros humanitarios.

Los responsables de la OTAN dijeron que siete fragatas de un grupo que iba a tomar parte en unas maniobras en la región del canal de Suez llegará a la costa somalí en dos semanas en respuesta a una petición del Programa Mundial de Alimentos de la ONU.

La decisión fue adoptada en un encuentro de los ministros de Defensa de los 26 estados miembros en Budapest, informó el portavoz James Appathurai.

"La piratería es un problema grave para la navegación en aquella zona. También es una amenaza inmediata para las vidas de la gente en Somalia", agregó. "Considerablemente más del 40 por ciento de la población depende de la ayuda alimentaria entregada por barco".

La Unión Europea ha acordado comenzar a planear una misión naval conjunta que estaría lista para su despliegue a final de año.

Los piratas liberaron a un buque cisterna químico japonés, el MT Irene, y a su tripulación después del pago de 1,6 millones de dólares, dijo un responsable local el jueves. El barco había sido apresado por hombres armados el 21 de agosto cuando se dirigía a India procedente de Francia tras pasar por el golfo de Adén.

"Los piratas desembarcaron y el barco se pudo ir. Sus 25 tripulantes están a salvo", dijo a Reuters Abdulqadir Muse Yusuf, ministro asistente de Pesca de la región de Puntland, en el norte del país.

El caso más destacado es el de un barco ucraniano que tiene tanques y otras armas y que permanece secuestrado desde finales de septiembre con 20 tripulantes a bordo. El miércoles, un socio en tierra de los piratas dijo que se estaba estudiando un acuerdo de rescate de ocho millones de dólares.