Jueves, 9 de Octubre de 2008

Germen relacionado con la leche causa tres muertes en brote EEUU

Reuters ·09/10/2008 - 16:49h

Un brote de intoxicación alimentaria con listeria en productos lácteos fabricados en Massachusetts causó la muerte de tres ancianos y el nacimiento de un bebé muerto y otro prematuro, informaron el jueves funcionarios de salud de Estados Unidos.

El Gobierno dijo que el brote, si bien es raro, demuestra cuán difícil puede ser detectar esta condición. También indica que los funcionarios de salud locales deben actuar rápidamente aún ante la presencia de brotes.

"La granja A (en cuestión) era una instalación familiar y operadora de pasteurización, embotellamiento y procesamiento lácteo ubicada en Massachusetts central; el establecimiento había operado por casi 50 años", indicaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los CDC no identifican las características de los negocios en sus informes semanales, como fue el caso de esta presentación.

La investigación mostró que un hombre de 87 años que murió a fines del 2007 se había infectado con una cepa particular de listeria.

Los análisis de ADN relacionaron esa muerte con otros cuatro casos sucedidos en junio de ese año: dos ancianos que murieron, una mujer que dio a luz un bebé sano pero prematuro y otra mujer que tuvo un niño muerto.

Las cinco personas habían consumido leche se esa granja.

La listeria puede causar la muerte a las personas muy jóvenes y a las muy ancianas y poner en riesgo los embarazos. En la mayoría de los jóvenes saludables, la condición causa fiebre y problemas estomacales, pero no suele diagnosticarse porque los pacientes rara vez concurren al médico por ello.

Los CDC estiman que en Estados Unidos 2.500 personas se enferman gravemente con listeriosis cada año y 500 mueren.

Una investigación determinó que la granja había estado pasteurizando sus productos lácteos adecuadamente. Los CDC dijeron que la leche posiblemente se había contaminado después de ese proceso.

La instalación cerró después de la investigación.

"Los resultados de este brote destacan la importancia (...) de los controles, particularmente en las instalaciones más viejas que producen alimentos perecederos listos para el consumo que pasan mucho tiempo en las estanterías y soportan el crecimiento de Listeria monocytogenes bajo refrigeración", señaló el informe.

Los CDC y la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA por su sigla en inglés) han estado bajo presión para que se tomen más medidas para prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos luego de recientes brotes importantes, como el de cientos de casos de salmonela que entre abril y junio de este año surgieron por el consumo de ajíes mexicanos contaminados.