Jueves, 9 de Octubre de 2008

La OPEP convoca una reunión de emergencia para el 18 de noviembre en Viena

EFE ·09/10/2008 - 18:36h

EFE - De izquierda a derecha, el director del consejo de gobernadores, Falah Alamri, el presidente de la OPEP, Chekib Khelil, y el secretario general de esta organización, Abdalla Salem el-Badri, durante una reunión celebrada en marzo en Viena.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) convocó hoy una reunión de emergencia de sus trece países miembros para el 18 de noviembre próximo en Viena, ante el actual desplome de los precios del crudo.

El objetivo de la conferencia de los ministros de Petróleo y Energía del grupo es "discutir la crisis financiera global, la situación de la economía mundial y los impactos en el mercado de crudo", señaló en un comunicado esta organización que controla cerca del 40 por ciento de la producción mundial de crudo.

El precio del barril del crudo de la OPEP cayó ayer hasta 77,38 dólares, quedando por debajo de los 80 dólares por primera vez desde el 11 de octubre de 2007, tras un retroceso de 63 dólares respecto al máximo histórico alcanzado a principios de julio de este año.

La tendencia bajista, que se acentuó en los últimos días -desde el 1 de octubre el valor de este barril perdió casi 13 dólares-, ya marcó la última reunión de la OPEP, el 9 de septiembre en Viena.

En esa cita los países miembros se comprometieron a "respetar estrictamente" la cuota de producción vigente, una medida que según explicó el presidente de turno de la organización, el argelino Chakib Jelil, implica una reducción de unos 520.000 barriles diarios del bombeo real del grupo.

El objetivo fue la retirada del mercado los suministros que algunos productores, principalmente Arabia Saudí, habían aumentado en los últimos meses por encima del tope fijado.

Además, se oficializó la suspensión de la participación de Indonesia en la OPEP a partir del 1 de enero próximo, y su retirada de forma inmediata del sistema de reparto de cuotas de sus socios, por lo que la cuota total de producción conjunta, sin incluir a Irak, quedó establecida en 28,8 millones de barriles diarios.

Ya entonces varios ministros advirtieron de que preveían un creciente exceso de la oferta petrolera ante el freno que registra la demanda en las principales naciones consumidoras, especialmente en Estados Unidos, y abogaron por preparar un eventual recorte sustancial de su producción.

Con esta perspectiva, se convocó entonces una reunión extraordinaria para el 17 de diciembre en Orán, Argelia, país que ocupa la presidencia de turno de la organización, pero ahora se decidió una cita anterior a ese encuentro, dada la grave crisis financiera.

"La organización está preocupada por el deterioro de las condiciones económicas con riesgos de contagio", señala la nota difundida hoy en Viena.

"Los problemas de las hipotecas 'subprime' que han sido observados por un largo tiempo crearon una ola de shock en las instituciones financieras, causando grandes pérdidas, y una creciente restricción crediticia que se ha convertido en una profunda crisis financiera", añade la OPEP.

La nota destaca que esta situación se ha extendido a otras regiones, aumentando las "incertidumbres sobre la economía mundial".

"En medio de la inquietud por esta situación", la organización "ha decidido celebrar una reunión extraordinaria (..) el 18 de noviembre en Viena", agrega.

El grupo "reitera su determinación a garantizar que los fundamentos del mercado (la oferta, demanda y reservas almacenadas) estén en equilibrio y se mantenga la estabilidad del mercado", concluye el comunicado.