Jueves, 9 de Octubre de 2008

La RAI italiana acusa a EEUU de lanzar la tercer bomba atómica

La cadena se basa en las declaraciones de un ex militar que asegura que una bomba nuclear impactó en Basora en 1991 durante la Guerra del Golfo

PÚBLICO.ES ·09/10/2008 - 17:33h

Distribución de los casos de cáncer en Basora según el informe del jefe de departamento de oncología del hospital de la ciudad, el doctor Jawad Al Ali.

La cadena italiana de televisión RaiNews ha emitido un reportaje de 20 minutos de duración en el que un ex combatiente de La Guerra del Golfo asegura que EEUU utilizó una bomba nuclear entre la ciudad iraquí de Basora y la frontera con Irán. El ex veterano de guerra, que participó en la operación Tormenta del Desierto asegura que la tercera bomba nuclear de la historia se pudo lanzar el 27 de febrero de 1991.

Jim Brown revela en una entrevista que la potencia de la bomba era de 5 kilotones. Su entrevistador, el veterano reportero Maurizio Torrealta, dice que la hipótesis que maneja Bronw es "difícil de demostrar". No obstante la cadena italiana ha emitido un reportaje en el que apoya la tesis del veterano de guerra con testimonios de periodistas en otros países y de organizaciones internacionales responsables de supervisar la energía nuclear. Además incluyen en la investigación una muestra del Centro Sismológico Internacional que registró un movimiento de 4,2 grados en la escala Richter en el mismo lugar donde presuntamente impactó la bomba nuclear.

El periodistaTorrealta dice en el reportaje que contactó con el Pentágono para preguntar por lo sucedido y le confesaron que en aquella zona sí que se lanzó una potente bomba de racimo, pero no una boma nuclear.

La cifra anual de muertes por cáncer aumentó de 32 en 1989, a más de 600 en 2002, según un informe

 

La cadena de televisión decidió emitir la entrevista porque "no hay pruebas de que la acusación sea cierta pero tampoco de que sea falsa". También explican que la situación, a nivel de salud, en Basora es crítica y que ha llegado a niveles peligrosos. La cifra anual de muertes por cáncer, de acuerdo con el jefe del departamento de oncología del hospital de Basora, el doctor Jawad Al Ali, aumentó de 32 en 1989 (antes de la Guerra del Golfo) a más de 600 en 2002.

El Departamento de Defensa solicitó que se formularan comentarios sobre sus alegaciones explicando que sólo se utilizaron armas convencionales.