Jueves, 9 de Octubre de 2008

El Banco Mundial alerta de posibles "emergencias bancarias" en países en desarrollo

"El deterioro en las condiciones financieras, combinado con un endurecimiento monetario, provocará la quiebra de empresa", según el presidente del BM

AGENCIAS ·09/10/2008 - 17:45h

El mismo día en que el FMI dice que el mundo está al borde de una "recesión global, el presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, se apunta al pesimismo alerta de posibles "emergencias bancarias" en el mundo en desarrollo y crisis en las balanzas de pagos a medida que la actual crisis financiera avanza.

"El deterioro en las condiciones financieras, combinado con un endurecimiento monetario, provocará la quiebra de empresas y posiblemente emergencias bancarias", según el responsable del BM en una rueda de prensa previa a la asamblea anual del organismo y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"El deterioro en las condiciones financieras provocará la quiebra de empresas"

"Algunos países sufrirán crisis en las balanzas de pagos", advierte Zoellick, quien evita citar países o regiones concretas durante su intervención.

También indicó que los países en desarrollo, debilitados ya por los elevados precios de los alimentos y la gasolina, afrontan ahora un "golpe triple" ante la crisis financiera global con epicentro en Estados Unidos, que se intensificó a mediados de septiembre.

Y recordó que la gravedad de la crisis llevó al organismo a recortar en 2,6 puntos porcentuales las previsiones de crecimiento para el mundo en desarrollo para 2009.

El Banco había pronosticado en abril que las naciones en desarrollo crecerían un 6,6% en 2009, pero calcula ahora que la tasa será de entorno al 4%.

"Golpe siginificativo"

"Es una tasa de crecimiento respetable, pero la desaceleración será tan acusada que se sentirá como si fuera una recesión", afirmó, para añadir que en muchos países la tasa de crecimiento será muy inferior a la media."Será un golpe significativo", destacó.

Insistió en que el mundo debe de ver más allá del rescate financiero y pensar en "un rescate humano" y criticó, en ese sentido, a los países más ricos por no cumplir con sus compromisos de ayuda.

Instó a los países europeos a respaldar la propuesta del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, de desembolsar 1.000 millones de euros de ayuda para los países más castigados por los elevados precios de los alimentos.

Anunció que el BM destinará 25 millones de dólares adicionales a Haití para ayudar a este país a hacer frente al impacto devastador de los huracanes Fay, Gustav, Hanna y Ike.

Para finalizar, dijo confiar en que los países del Grupo de los Siete (G7) países más industrializados -EE.UU., Canadá, Japón, Reino Unido, Alemania, Francia e Italia-, que se reunirán mañana en Washington, insistirán en "acciones coordinadas" para capear al unísono la actual crisis global.

"Los países adoptarán distintas medidas que se adapten a sus circunstancias (...) pero las medidas tienen que ser coherentes", explicó Zoellick, quien puso como ejemplo de una buena acción el recorte coordinado de intereses decidido el miércoles por los principales bancos centrales del mundo.

Aun así, advirtió que será necesario algún tiempo para que todas esas medidas funcionen.

Noticias Relacionadas