Lunes, 12 de Noviembre de 2007

«Nuestro esfuerzo no fue agradecido»

Emilio Lora-Tamayo, ex presidente del CSIC y del Comité Científico Asesor para el Prestige.

JUAN J. GÓMEZ ·12/11/2007 - 23:44h

Emilio Lora-Tamayo presidió el Comité Científico Asesor para el Prestige, creado tres semanas después del hundimiento del buque. Los 18 expertos del Comité aconsejaron a los políticos sobre las actuaciones a realizar en los meses posteriores al hundimiento.

¿Cuál es la asignatura pendiente del Prestige?

Debería crearse un cuerpo científico de guardia permanente, que pueda ofrecer una respuesta inmediata ante una catástrofe de este tipo, localizando de forma rápida a los expertos más adecuados, con independencia de donde esté cada uno, sin límites de presupuesto ni intromisiones. Debería además concederse cierta autoridad a ese órgano, para evitar el vedetismo propio de la comunidad científica en estos casos. Aquel Comité funcionó bien porque nos concedieron las tres cosas que pedimos: competencia científica, independencia para trabajar y transparencia en las informaciones.

¿Cuál fue su decisión más importante?

Lo más dificil vino la madrugada que escogimos el procedimiento para tapar las fugas. Apostamos por el submarino francés Nautile en lugar de los ROV [robot marino]. El tiempo demostró que fue la decisión correcta, porque la otra opción lo hubiera retrasado meses, pero entonces no teníamos todos los datos. Las decisiones del Comité ahorraron muchos problemas al Gobierno y evitaron un daño aún mayor.

¿Se vio reconocido su trabajo por todo ello?

La verdad es que no, pasamos las peores Navidades de nuestra vida, trabajando todos sin descanso y, lógicamente, sin cobrar por ello, pero nunca tuvimos ningún reconocimiento oficial.