Jueves, 9 de Octubre de 2008

Tokio abre las puertas de la gran feria de los videojuegos

Hoy ha comenzado el Tokio Game Show, dejando claro que en el mundo de los videojuegos la crisis no afecta a nadie

EFE ·09/10/2008 - 17:15h

La feria más importante del mundo de videojuegos, la Tokyo Game Show, arrancó hoy en Japón con 879 nuevos productos destinados a cumplir un reto: conseguir que cada miembro de una familia tenga una videoconsola.

Además de productos conocidos, los visitantes podrán ver durante los días de la feria casi 900 nuevos videojuegos, superando los poco más de 700 de la pasada edición, que también fue una edición de récord histórico en lanzamientos.

Desde primera hora de la mañana, filas interminables de profesionales del sector, periodistas y aficionados a los videojuegos y los cómic, conocidos como 'otakus' en Japón, se formaron en los accesos del centro de conferencias Makuhari Messe en Chiba, al este de Tokio, que alberga la feria.

Todos querían ser los primeros en descubrir y probar los nuevos lanzamientos de un enorme abanico de compañías, que desarrollan títulos para las consolas de Nintendo, Microsoft y Sony.

El mercado global de videojuegos generó unos 6.700 millones de dólares durante el año fiscal 2007 

Un mundo de cifras

El mercado global de los videojuegos generó unos 6.700 millones de dólares durante el año fiscal 2007, que finalizó en marzo de este año, un 60% más que en 2003, según datos de la revista especializada Enterbrain.

Sin embargo, las ventas de hardware y software se han ralentizado durante la primera mitad del actual ejercicio fiscal y han registrado una caída del 21% con respecto a los primeros seis meses del años fiscal 2007. Y es que ni siquiera los gigantes de los videojuegos son inmunes a tiempos de crisis financiera en casi la totalidad de los sectores.

Por eso, fabricantes japoneses como Sony o Nintendo tratan de mantener la expectación y la demanda de sus consumidores, con el casi continuo y simultáneo lanzamiento de nuevos productos y las prestaciones cada vez más sofisticadas.

Así, Nintendo lanzará en Japón el 1 de noviembre su nueva consola portátil DSi, equipada con cámara y reproductor de audio, por 179 dólares (131 euros), mientras que sus competidor Sony presentará este mes su nueva PlayStation Portable 3000 (PSP-3000), con pantalla de LCD y micrófono integrado, por algo menos de 200 dólares (146 euros).

El éxito de estos dispositivos portátiles es además fundamental para la nueva estrategia de los gigantes de los videojuegos, que aspiran a ampliar el mercado de consumidores hasta tratar de conseguir que cada miembro de la familia tenga su propia videoconsola.

Los promotores de la feria, por su parte, confirmaron que cada vez hay más productos para toda la familia y recordaron que «están de moda» aquellos que permiten el uso de todo el cuerpo, como los videojuegos de la Wii de Nintendo.

Noticias Relacionadas