Jueves, 9 de Octubre de 2008

Gordon Brown afirma que los banqueros irresponsables "deben ser castigados"

El primer ministro británico dice estar "furioso por el comportamiento irresponsable" y anuncia que las grandes primas han acabado

EFE ·09/10/2008 - 16:54h

El primer ministro británico, Gordon Brown, afirmó hoy que los banqueros que asumen riesgos irresponsables deberían ser "castigados" y aseguró que las enormes primas que éstos recibían están "acabadas".

"Estoy furioso por el comportamiento irresponsable. Nuestra economía está construida en torno a gente que trabaja duro, que hace un esfuerzo, que toma decisiones responsables", afirmó el jefe del Gobierno en unas declaraciones a la cadena GMTV.

"Si hay riesgos excesivos e irresponsables, esto tiene que ser castigado", insistió Brown.

"Si hay riesgos excesivos e irresponsables, esto tiene que ser castigado"

Remuneraciones de los ejecutivos 

En referencia al plan de rescate ofrecido el miércoles por el Gobierno británico a los bancos , Brown dijo que las instituciones que se sumen al programa deberán aceptar que no podrán pagar enormes primas a los altos ejecutivos.

"Los días de las grandes primas están acabados. Una de las condiciones para ayudar a los bancos es que tendremos que llegar a un acuerdo sobre la remuneración de los ejecutivos", afirmó.

"Los días de las grandes primas están acabados"

El primer ministro criticó la forma de operar de algunas instituciones bancarias, puesto que quedaron en dificultades tras el colapso del mercado de las hipotecas de alto riesgo en EEUU.

El contribuyente

Brown dijo que confía en que el contribuyente pueda salir ganando con el plan de rescate lanzado ayer, consistente en recapitalizar instituciones financieras en problemas. "El interés del contribuyente es central en lo que estoy haciendo. No hay nada por nada. Si hacemos algo, vamos a obtener algo a cambio para el contribuyente británico", agregó.

Además del plan de ayuda, el Banco de Inglaterra, en una medida coordinada con otros bancos centrales del mundo, recortó medio punto los tipos de interés hasta situarlos en el 4,5%.

En ese sentido, el ministro británico de Economía, Alistair Darling, viaja hoy a Washington para analizar con las autoridades financieras internacionales este recorte del precio del dinero.

Darling tiene previsto participar mañana en una reunión de los ministros de Finanzas del Grupo de los Siete (G7, los siete países más ricos del mundo) y el sábado en una del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Gobierno británico dio a conocer ayer un multimillonario plan de rescate para estabilizar el sistema financiero, que pone en juego, al menos teóricamente, hasta 500.000 millones de libras (637.580 millones de euros) de dinero público.