Jueves, 9 de Octubre de 2008

Condenados a penas de 6 y 4 años de cárcel los etarras Troitiño y Errasti

El Tribunal Correccional de París los ha condenado por, entre otros cargos, asociación de malhechores con fines terroristas

·09/10/2008 - 16:00h

Jon Joseba Troitiño Ciria y Zuhaich Errasti Goiti, fueron condenados hoy a penas de seis y cuatro años de cárcel respectivamente por el Tribunal Correccional de París por, entre otros cargos, asociación de malhechores con fines terroristas.

El tribunal dictó también contra Troitiño (28 años) y Errasti (27 años), detenidos el 28 de julio de 2005 en Brive la Gaillarde (suroeste de Francia), la prohibición definitiva de permanecer en territorio francés y el pago de 1.873,39 euros por daños y perjuicios a la acusación particular.

La presidenta del tribunal, Vivianne Bourgeois, indicó al leer la sentencia que ambos han sido declarados culpables de todos los cargos que pesaban sobre ellos.

Troitiño  participó en la campaña de atentados contra objetivos turísticos en Benidorm y Alicante en el verano de 2003

Los dos habían sido imputados por asociación de malhechores con fines terroristas (esta es la acusación habitual en Francia para los miembros de ETA) y otros cargos, incluidos los de transporte de armas, receptación de un vehículo, detención de documentos falsos y receptación de documentos robados.

La Fiscalía había solicitado, durante la vista que se celebró el pasado 19 de septiembre, seis años de prisión para Troitiño y cuatro para Errasti, además de la expulsión definitiva de Francia cuando terminaran de cumplir sus penas.

La representante del Ministerio Público, Fanny Bussac, había recordado entonces que Troitiño tuvo mayor responsabilidad en la banda terrorista ETA, en particular porque participó en la campaña de atentados contra objetivos turísticos en Benidorm y Alicante en el verano de 2003, por los que España había lanzado una orden de arresto contra él.

Bussac también destacó que los elementos del sumario demostraban que Troitiño se encargaba de formar nuevos reclutas de ETA en el manejo de artefactos explosivos.

Cuando fueron arrestados en las agendas que se les requisó figuraba una cita que debían mantener con el entonces jefe del aparato militar de la organización, Garizkotiz Aspiazu Rubina, alias 'Txeroki'.

El día del juicio estuvo marcado por la expulsión temporal de la sala del tribunal de los dos hombres ahora condenados, al empeñarse en hacer una declaración política pese a las reiteradas advertencias de la presidenta del tribunal para que se atuvieran a responder a las preguntas que se les hacían.