Jueves, 9 de Octubre de 2008

EEUU baraja nacionalizar parte de la banca y la bolsa se hunde

El Dow Jones se desploma un 7,33%

PÚBLICO ·09/10/2008 - 15:37h

EFE - El presidente estadounidense George W. Bush se dirige el pasado martes a los asistentes de reunión con pequeños empresarios en Chantilly (Virginia), Estados Unidos.

Este jueves se escribió un nuevo capítulo en la historia de la economía. El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, confirmó que el Gobierno está pensando en comprar participaciones en varios bancos como otra medida anticrisis. El Tesoro aún no sabe cómo llevará a cabo la operación, pero todo apunta a que una parte será mediante la compra de opciones preferentes y títulos tradicionales.La reacción de Wall Street fue una caída a plomo, por encima del 7%. Este jueves hacía un año del récord histórico del Dow Jones, que desde entonces ha caído un 40% y ha vuelto a sus niveles de 2003. Las ventas fueron masivas en las últimas horas de la sesión.

Apelan a la ciudadanía

La Casa Blanca es consciente de que esta política (que de facto supondría nacionalizar parcialmente los bancos adquiridos) no es muy coherente con la ideología de libre mercado propugnada hasta ahora por la Administración Bush. La portavoz del presidente, Dana Perino salió al paso diciendo que, "el plan de rescate no forma parte de los instintos naturales del presidente".

Según recoge el informó hoy el diario The New York Times, Perino apeló al peligro que se cierne sobre los ciudadanos americanos como razón última para tomar esta iniciativa. "Cuando hay evidencias de que la crisis financiera puede afectar a cada ciudadano americano, el presidente ha decidido que era más importante que el Gobierno tomara una actitud contundente", apuntilló.

En una rueda de prensa con periodistas en Washington, Paulson explicó que el proyecto de ley aprobado en el Congreso la semana pasada -conocido como Plan Bush- le otorgó amplios poderes que piensa usar, más allá de la mera compra de activos relacionados con hipotecas en los balances de los bancos.

Los expertos creen que inyectar liquidez en bancos sanos puede ser un alivio mayor que la compra masiva de hipotecas basura. Según las fuentes consultadas por Bloomberg, si el Gobierno gastara entre 200.000 y 300.000 millones de dólares podría comprar entre un 2% y un 5% de participaciones en bancos estadounidenses.

Una de las opciones podría ser la de ampliar capital de las entidades financieras mediante inyecciones de efectivo que podrían tener como contrapartida acciones de los bancos. Reuters dice que la intención del Gobierno no es sentarse en el consejo ni tomar decisiones. Según el Ejecutivo, la política del Gobierno es "usar todos los recursos que tiene a su disposición para infundir mayor fuerza al sistema financiero" y añadió, "incluso la de fortalecer la capitalización de entidades de todos los tamaños''.

No todas se salvarán

Según Paulson, el plan de rescate de EEUU no salvará todas las firmas. "Algunas entidades financieras fracasarán' dijo. Paulson añadió que sí se tomarán todas las medidas para evitar el riesgo sistémico de cualquier quiebra de un banco individual.

El jefe del Tesoro hizo estas declaraciones dos días antes de que el G-7 se reúna en Washington en su primer encuentro tras la intensificación de la crisis. Paulson no descartó que se creen nuevos planes de rescate tras la asamblea, aunque resaltó que "no es aconsejable tener políticas idénticas'', porque las circunstancias de cada país son diferentes.

La nueva idea de Paulson se asemeja mucho a la tomada el miércoles por el gobierno británico que pondrá en marcha un plan para recapitalizar las entidades financieras, inyectándoles liquidez mediante la compra de participaciones o la concesión de créditos.

Noticias Relacionadas