Jueves, 9 de Octubre de 2008

Crisis financiera aumentará los problemas de salud mental: OMS

Reuters ·09/10/2008 - 13:30h

Por Stephanie Nebehay

La crisis financiera global probablemente causará un aumento en los problemas de salud mental e incluso en los suicidios, dado que a las personas les cuesta lidiar con la pobreza y el desempleo, advirtió el jueves la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Cientos de millones de personas en todo el mundo ya se están viendo afectadas por condiciones mentales como la depresión y el desorden bipolar y el actual descalabro de los mercados podría exacerbar los sentimientos de desesperación entre las personas vulnerables a estas enfermedades.

La agencia de Naciones Unidas dijo que el impacto podría ser especialmente importante en las personas que viven en países de bajos y medianos ingresos, donde el acceso al tratamiento suele ser limitado.

"No deberíamos sorprendernos o subestimar la turbulencia y las posibles consecuencias de la actual crisis financiera. Estamos viendo una enorme brecha en la atención de las personas con gran necesidad", dijo la directora general de la OMS, Margaret Chan, en un encuentro de expertos en salud mental.

La pobreza y las tensiones relacionadas, que incluyen la violencia, la exclusión social y la "inseguridad constante", están vinculadas con la aparición de desórdenes mentales, añadió la funcionaria.

"No debería resultar sorprendente que sigamos viendo más tensión, suicidios y desórdenes mentales", alertó Chan.

La titular de la OMS denunció "una falta abismal de atención" para algunos pacientes con problemas de salud mental, especialmente en los países con bajos y medianos ingresos, donde viven tres de cada cuatro personas con estas condiciones.

Benedetto Saraceno, director del departamento de salud mental y abuso de sustancias de la OMS, manifestó que los desórdenes mentales afectan a una de cada cuatro personas en algún momento de sus vidas.

Los problemas mentales y neurológicos suelen ser crónicos y provocar discapacidad, agregó Saraceno. Casi 1 millón de personas se suicida en el mundo cada año, en su mayoría adultos jóvenes.

Consultado sobre la crisis financiera, Saraceno dijo a Reuters: "La pobreza puede ser la consecuencia de estos eventos; las deudas, la desesperación y la sensación de pérdida alcanzaría a las clases medias y bajas. Incluso los pobres pueden verse afectados por esta crisis".

La crisis global podría afectar la "estabilidad de las comunidades y de las familias", según el especialista.

La OMS lanzó el jueves, Día Mundial de la Salud Mental, un programa que apunta a aumentar la financiación y los servicios para enfermos psiquiátricos en los próximos seis años.

Más del 75 por ciento de las personas que padecen un desorden mental en el mundo en desarrollo no recibe tratamiento o atención y muchos son estigmatizados y sujetos de rechazo y abuso, según la agencia de salud de la ONU.

La OMS indicó además que la mayoría de los países del mundo destina menos del 2 por ciento de su presupuesto nacional de salud a los problemas mentales.