Jueves, 9 de Octubre de 2008

La crisis económica llevará a más casos de trastornos mentales

Reuters ·09/10/2008 - 13:06h

La crisis económica mundial llevará probablemente a un incremento de los problemas mentales y suicidios a medida que la gente tenga que lidiar con la pobreza y el desempleo, advirtió el jueves la Organización Mundial de la Salud.

Cientos de millones de personas en todo el mundo están afectadas por enfermedades como la depresión y el trastorno bipolar y la actual situación de los mercados podría exacerbar los sentimientos de desesperación entre los vulnerables a tales dolencias.

El organismo de la ONU dijo que el impacto podría ser especialmente importante para quienes viven en países con ingresos medios y bajos, donde el acceso al tratamiento es limitado.

"No deberíamos sorprendernos ni subestimar las turbulencias y posibles consecuencias de la actual crisis económica. Además, estamos viendo un gran vacío para cuidar a personas con grandes necesidades", dijo la directora de la OMS, Margaret Chan, en una reunión con expertos en salud mental.

La pobreza y sus problemas asociados, como la violencia, la exclusión social y la "inseguridad constante", están relacionados con la aparición de trastornos mentales, dijo.

"No debería sorprendernos que continuemos viendo más estrés, suicidio y problemas mentales", advirtió Chan.

La OMS denuncia la "abismal falta de cuidados" para algunos pacientes con enfermedades mentales, especialmente en países con ingresos medios y bajos, donde viven tres de cada cuatro afectados. Los gobiernos deben convertir la salud mental en una parte fundamental de la atención primaria, apuntó.

Benedetto Saraceno, director del departamento de salud mental de la OMS, dijo que estos trastornos afectan a una de cada cuatro personas en algún momento de su vida.

Las dolencias mentales y neurológicas son a menudo crónicas y dejan a quien las sufre inválido, dijo. Casi un millón de personas se suicidan cada año en el mundo, muchos de ellos jóvenes.

las deudas, la desesperación y el sentido de pérdida que puede llegar a las clases medias y más bajas. Incluso los pobres pueden verse afectados por la crisis".

"Hay pruebas claras de que el suicidio está relacionado con las dificultades económicas. No estoy hablando de que los millonarios vayan a saltar por la ventana, sino de los pobres", dijo.

La crisis podría afectar a la "estabilidad de comunidades y familias", según Saraceno.

día anual de la salud mental - un programa destinado a incrementar los fondos y servicios para este tipo de enfermos en los próximos seis años.

Más de un 75 por ciento de las personas que sufren trastornos mentales en el mundo en vías de desarrollo no reciben ningún tratamiento o cuidado, y muchos están estigmatizados y sujetos a abusos y abandono, según el organismo.

En todo el mundo, la OMS dijo que la mayoría de los países gastan menos de un 2 por ciento de su presupuesto sanitario en la salud mental.

"Estoy convencido de que incluso en los países de ingresos medios alcanzados por la crisis, repercutirá en menos dinero y acceso a tratamiento", dijo Saraceno.