Jueves, 9 de Octubre de 2008

Ordóñez no descarta más recortes concertados de tipos de interés

Reuters ·09/10/2008 - 12:33h

El gobernador del Banco de España no descartó futuros recortes concertados de los tipos de interés tras el acordado el miércoles por una buena parte de los bancos centrales del mundo, aunque lo vinculó principalmente a la evolución de la inflación.

"En el corto plazo parece absurdo, pero yo no descarto nada. Creo que la acción de ayer era muy importante", dijo Ordóñez al ser preguntado sobre la posibilidad de una nueva bajada de tipos coordinada.

"Dependerá de la variación de la inflación, estamos enfocados sobre la inflación", dijo el funcionario, para agregar que la desaceleración económica previsiblemente disminuirá la presión sobre los precios.

"La contracción de la economía que supone el impacto de las turbulencias financieras va a disminuir el riesgo de inflación", dijo.

Ordóñez, quien también forma parte del comité directivo del BCE, dijo que a medida que el mercado vaya ganando confianza, se puede esperar un estrechamiento del diferencial entre el Euríbor y el tipo oficial.

Además, el Gobernador del Banco de España consideró "muy importante" que las entidades ya puedan ir a las subastas extraordinarias de inyección al tipo oficial del 3,75 por ciento en lugar del sistema anterior a un tipo variable.

AFRONTAR LA MOROSIDAD

Ordóñez dijo también que la banca doméstica debe actuar con celeridad para afrontar el aumento de la morosidad.

"El pronunciado aumento en la morosidad y la contracción del negocio plantean retos a los que hay que hacer frente sin tardanza", afirmó.

Sin embargo, manteniendo su línea anterior, Ordóñez matizó que el aumento de la morosidad era previsible y todavía no ha alcanzado niveles alarmantes.

En un foro financiero, Ordóñez también señaló que la banca española tiene que controlar los costes.

Adicionalmente, el gobernador, no se mostró partidario de que en el actual contexto de crisis se genere una mayor regulación por parte de las autoridades económicas y monetarias.

"Tenemos que evitar que la crisis actual nos lleve a reaccionar pendularmente hacia la hiperregulación", dijo.

El aumento de la morosidad en España se produce en un contexto económico de fuerte frenazo en el crecimiento que puede llevar al PIB a la contracción, tras más de 10 años de fuerte expansión.