Jueves, 9 de Octubre de 2008

Rojo cree que un gran acuerdo con la reforma estatutaria es la solución al desatino vasco

EFE ·09/10/2008 - 12:55h

EFE - El presidente del Senado, Javier Rojo (d), durante la conferencia que ofreció en el Fórum Europa, hoy en Bilbao.

El presidente del Senado y secretario Político de la Ejecutiva del PSE-EE, Javier Rojo, ha afirmado hoy que la solución al "desatino" vasco pasa por "un gran acuerdo" entre todos los demócratas, que iría unido a la "necesaria reforma del Estatuto de Gernika".

Rojo ha pronunciado en Bilbao una conferencia en el "Fórum Europa. Tribuna Euskadi", durante la cual, tras precisar que hablaba como político socialista vasco, ha criticado al lehendakari, Juan José Ibarretxe, "por dinamitar el pacto estatutario" y llevar a la sociedad vasca "a una situación llena de incertidumbre".

También se ha referido a las próximas elecciones autonómicas vascas, previstas para el próximo mes de marzo, y al candidato socialista a lehendakari, Patxi López, y ha asegurado que "para salir de esta espiral es necesario un gobierno de cambio". Ha parafraseado al candidato demócrata a la Presidencia de EEUU, Barack Obama, al afirmar: "Yes, we can" (Sí, nosotros podemos).

Sobre la actual situación política vasca, Rojo ha indicado, en alusión al Ejecutivo autónomo, que "los marcos jurídicos se cuestionan y se genera desconcierto. A veces da la sensación -ha indicado- de que no se zanja el debate de la construcción nacional con el objetivo de perpetuarse en el poder, porque sin ese debate no tienen razón de ser".

Ha criticado que, además, en Euskadi hay "miedo", y también hay, según ha agregado, "algo más duro e insoportable que el miedo, como es que aquellos que nos gobiernan atribuyan ese miedo a sensaciones subjetivas, a un ansia de teatralidad exagerada y protagonismo sin fundamento, y todo ello por el mero hecho de pretender ser una alternativa de cambio".

En este escenario, ha dicho, "los fundamentos de acuerdo en una sociedad están rotos" y, por ello, ha hecho un llamamiento para solucionar "tanto desatino" y ha propuesto a todos los demócratas "un gran acuerdo básico para la libertad y el respeto a los diferentes, que pasaría por la necesaria reforma del Estatuto de Gernika".

Las bases de ese acuerdo serían "tener claro que no es lo mismo una víctima inocente que un verdugo que dice que sufre; una reformulación de nuestra riqueza identitaria; establecer derechos y deberes como ciudadanos, no por ser vascos; mejorar la participación en las cuestiones públicas; y una nueva regulación de competencias, siempre desde la lealtad".

En clara alusión a Patxi López, ha apelado al "futuro lehendakari" a que "sea responsable ante una sociedad que reclama el final de esta situación amarga" y a que "reclame el derecho a decidir en función de la legalidad democrática, y asegurar así -ha añadido- la convivencia hoy deteriorada y la lealtad entre Euskadi y el Estado, y viceversa".

Rojo también se ha referido ampliamente a las víctimas del terrorismo y ha reivindicado la "rebeldía contra ese destino de falta de libertad que parece irreversible y esa violencia que lo degrada todo", y ha asegurado, en referencia al fallido diálogo con ETA y Batasuna, que "hicimos lo que en decencia y dignidad creíamos que había que hacer, y lo que todos han hecho desde que se instauró la democracia".