Jueves, 9 de Octubre de 2008

Turquía discute nuevas medidas de seguridad ante el incremento de ataques del PKK

EFE ·09/10/2008 - 12:26h

EFE - El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan (d), sentado junto a Ilker Basbug, del Estado Mayor turco, Ilker Basbug (3i); y los ministros de Justicia, Mehmet Ali Sahin (2i) y Asuntos Exteriores, Ali Babacan (i), durante una reunión de urgencia del Consejo antiterrorista.

El Alto Consejo para la Lucha Antiterrorista de Turquía debate hoy nuevas medidas para aumentar la seguridad, tras la reciente oleada de ataques del clandestino Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que desde el pasado sábado ha matado a 21 policías y militares turcos.

La prensa turca ha informado estos días de que las medidas que solicitará la cúpula militar en la reunión de hoy serán similares al "estado de emergencia" que rigió las provincias sudorientales de Turquía, de población mayoritariamente kurda, entre 1987 y 2002, cuando más arreció la guerra no declarada entre las fuerzas de seguridad turcas y el PKK.

Los diarios turcos "Sabah" y "Zaman" acusaron al PKK de buscar que el Gobierno establezca el estado de emergencia una vez más para justificar así su lucha contra Ankara

"Sangrienta provocación" y "Oscuras fuerzas trabajan para conseguir el estado de emergencia" son los titulares hoy de estos periódicos.

Algunos comentaristas políticos apuntan a que la atmósfera creada por los últimos ataques del PKK, junto a la coyuntura global, pueden provocar que las nuevas medidas de seguridad desequilibren la balanza entre la seguridad y las libertades públicas.

En unas declaraciones a la cadena NTV, el abogado Engin Cinmen criticó que con las nuevas medidas de seguridad que, según él, reducirán las libertades civiles, los abusos contra los derechos humanos se incrementarán.

"La UE tomará nota de las nuevas medidas legales de Turquía en su informe de progresos en el proceso de adhesión. Pero como la UE también es sensible ante la lucha antiterrorista, las reacciones serán al mínimo nivel", explicó el especialista en la UE Cengiz Aktar.

"Sin embargo, cuanta más autoridad le das a la Policía y al Ejército, más pedirán. Es algo que no tiene fin", añadió.

El ataque ayer a un autobús de la Academia de Policía Gaffar Okkan de Diyarbakir, que acabó con la vida de cuatro policías y del conductor e hirió a otras 19 personas, se produjo al mismo tiempo que el Parlamento turco aprobó la extensión del permiso al Ejército para atacar las bases del PKK en el norte de Irak.

La policía turca informó de que seis personas han sido detenidas como sospechosas de planear el ataque al autobús.

Además, el pasado viernes un comando de entre 250 y 300 militantes del PKK atacó el puesto de vigilancia fronterizo de Aktütün desde territorio iraquí y mató a 17 soldados turcos.

El Alto Consejo de Lucha Antiterrorista se reúne hoy con la participación del primer ministro Recep Tayyip Erdogan, miembros de su gabinete, comandantes del ejército y altos funcionarios de los servicios de espionaje.