Jueves, 9 de Octubre de 2008

Los audímetros se cobran las primeras víctimas de la temporada

'Circus', 'De patitas en la calle'... varios estrenos de esta temporada ya se han quedado en la cuneta 

MIGUEL RUBIO ·09/10/2008 - 12:11h

Carolina Ferre, de 'De patitas en la calle' y Raquel Sánchez Silva y Joaquín Prat, de 'Visto y oído', dos programas que se significan con sus propios títulos.

La temporada de televisión empezó con pocas novedades y de esas escasas apuestas, son varias las que ya se han caído de la parrilla. Los audímetros no han respondido bien a los experimentos que pretendían nadar y salvar la ropa.

Los nuevos formatos de Cuatro no han tenido muy buena acogida. El primero en caer fue Circus, el reality circense de la cadena de Sogecable. La emisión diaria cayó a cuotas de pantalla por debajo del 2%. Hubo un intento de recuperar el espacio con un programa semanal, pero la audiencia volvió a rechazar el formato, que finalmente salió del palimpsesto.

Un poco más veterano, Visto y oído se estrenó el 30 de junio, pero ya tiene prevista una fecha de despedida: el 17 de octubre. El magazine de Raquel Sánchez Silva y Joaquín Prat no acaba de cuajar y no espera a enfrentarse con Tal cual lo contamos, la competencia que presentará en sus tardes Antena 3.

Si Circus fue sustituido por reposiciones de Entre fantasmas, se especula que Pekín Express obtenga una edición diaria que se haga un hueco en las tardes de Cuatro. La decisión se tomará en los próximos días.

Los realities no le están yendo bien en estos meses a Cuatro. Antes de Circus ya cayó Supermodelo y tampoco Factor X está funcionando como en su primera edición. Aparte del discreto éxito de Pekín Express, todas las esperanzas están puestas en Fama, que vuelve a la pequeña pantalla en las próximas semanas.

Fin de semana más allá del fútbol

También La Sexta ha decidido largar lastre y el próximo en despedirse de sus espectadores es De patitas en la calle. Su declive ha sido paulatino: desde el 7% de share de su estreno ha ido perdiendo espectadores a favor de Pekín Express y Gran Hermano, principalmente y es la primera baja de la guerra de los realities de la noche del domingo. En su última edición se quedó en el 3,6%.

En la cuerda floja está No te olvides la canción. El karaoke presentado por Ángel Llácer busca hueco en la parrilla después de haber sido desplazado de la noche de los viernes y ahora también de la de los domingos, dónde se le buscó acomodo para su segunda emisión.

El sustituto para ambos programas es una jugada segura; Jordi Évole, el Follonero, vuelve al prime time dominical con su versión semanal de Salvados, uno de los aciertos de la temporada pasada.

A la pública los estrenos no le han ido mucho mejor: La guerra de los mandos, el zapping producido por El Terrat, ha desparecido sin hacer ruido tras su paso por incierto mundo del late night. No menos sutil ha sido la despedida de Con un par... de bromas. Primero se vio desplazado por Comando actualidad al late del viernes y esta semana ya no está programada su emisión.

Los debutantes no son los únicos en caer. Se acerca el fin de Al filo de lo imposible con la prejubilación de su director, Sebastián Álvaro, tras 25 años de expediciones.

Antena 3 no ha sido inmune a las cancelaciones. El método Gonzo / por dos no levantó los datos de la tarde y vio agotado su crédito. En la ficción, la ya veterana El síndrome de Ulises completó su tercera y última temporada el pasado domingo.