Archivo de Público
Lunes, 12 de Noviembre de 2007

El PP no ve incoherencia entre Aznar y Rajoy

Acebes considera compatibles las duras críticas de su partido a Zapatero con la llamada de agradecimiento de Aznar porque éste no actuó "en nombre o representación del PP"

MARÍA JESÚS GÜEMES ·12/11/2007 - 22:29h

"Le pedimos al Gobierno que llame a consultas al embajador de España en Venezuela", clamaba ayer Ángel Acebes en una rueda de prensa donde se cebó con el papel del Gobierno en política exterior. En vez de enfadarse con Hugo Chávez por acusar al rey de estar detrás del golpe que intentó derribarle en el 2002, el PP la tomó con Zapatero.

Es cierto que para el secretario general del PP se habían "sobrepasado todos los límites de lo tolerable". Pero lo que reclamaba era una respuesta "firme" por parte del Ejecutivo socialista. Algo que de estar el PP en el poder ya habrían hecho ellos, tal y como aseguró.


Para los conservadores, la culpa de todo es de Zapatero, por su "política equivocada de alianzas y por el conjunto de horrores de su política internacional". Por eso la llamada a consultas no era más que una de las varias exigencias del PP.

El partido de Mariano Rajoy pidió también que se "convoque al embajador de Venezuela en España para formular una enérgica protesta por las acusaciones" y que Miguel Ángel Moratinos "comparezca ante el Pleno del Congreso".

El PP quiere que Moratinos dé cuenta "del conjunto de una política exterior que ha oscilado entre la irrelevancia y el compadreo con los mismos que ahora insultan a España" y analice cómo se organizó la Cumbre porque ésta fue "un circo antiespañol".

Acebes reclamó una explicación en toda regla al ministro porque "fue precisamente él quien sembró las acusaciones de golpismo que Chávez recoge ahora para atacar a España".

Ningún mérito
El número dos del PP no quiso reconocerle a Zapatero mérito alguno por defender a Aznar. El PP insiste en que es el rey quien ha cumplido con su papel y no se permite ningún tipo de consideración hacia el presidente del Gobierno.

En Génova no admiten que fue Zapatero quien, a fin de cuentas, dio la respuesta diplomática recordando que Aznar había sido elegido democráticamente por los españoles y, por tanto merecía un respeto.

A pesar de que Aznar llamó a Zapatero para darle las gracias, el PP no ha seguido los pasos de su presidente de honor. Acebes recordó que para Rajoy había sido una respuesta "adecuada pero que llegaba "con retraso", y explicó que "Aznar no hizo esa llamada en nombre ni en representación del PP".

Acebes trataba de defender que ambas posturas eran perfectamente compatibles: "Uno hace una llamada de agradecimiento a título personal y Rajoy fija la posición del partido".

Para el PP, "lo que entendemos que ha pasado todo este tiempo en política exterior es lo que nos ha llevado a vivir ahora secuencias como la que hemos vivido. Por eso es coherente el papel de cada uno".
El PSOE considera que diciendo cosas tan "disparatadas", el principal partido de la oposición no tiene "el más mínimo de responsabilidad".

Diego López Garrido, portavoz de los socialistas en el Congreso, cree que con este tipo de declaraciones "estrambóticas" no se defienden los intereses de los españoles ni se rebaja la tensión. Desde el PSC, van más allá. Piensan que la actitud "miserable" del PP obedece al "odio" del PP a Zapatero.

Noticias Relacionadas