Jueves, 9 de Octubre de 2008

Francia, Bélgica y Luxemburgo vuelven al rescate de Dexia

El banco contará con la garantía pública de los tres estados para lograr préstamos en el mercado

AGENCIAS ·09/10/2008 - 09:10h

La Bolsa española rebotaba en los primeros minutos de negociación y su principal indicador, el Ibex-35, se apuntaba una subida del 0,55%, en consonancia con los avances del resto de mercados europeos. 

A las 9.15 horas el Ibex avanzaba el 0,55%, ganaba 52,70 puntos y se colocaba en 11.350 unidades, en tanto que el Índice General de Madrid subía el 0,66%, hasta los 1.112 puntos. 

La bajada conjunta de tipos de interés abordada ayer por los principales bancos centrales del mundo no tuvo el efecto deseado de apaciguamiento de los mercados, que continuaron experimentando acusados descensos movidos por el pánico. 

El principal índice de la bolsa neoyorquina, el Dow Jones de Industriales, cerró ayer por sexto día consecutivo a la baja, pese a lo cual los mercados parecen haber comenzado a reaccionar a las medidas de rescate.

Así, el índice Nikkei de Tokio cerró hoy la sesión con un repunte del 1,25%, y en Europa, con el barril de brent a 83,90 dólares en la apertura, 0,46 dólares menos que al cierre del miércoles, los avances eran del 1,99% en París, del 1,94% en Milán, y del 1,35% en Londres.

Nuevo rescate de Dexia 

El banco franco-belga Dexia contará con la garantía pública de Francia, Bélgica y Luxemburgo para lograr préstamos en el mercado por valor de 4.500 millones de euros, según la decisión adoptada por los ministros de Finanzas de los tres países y de los accionistas del banco tras una noche de negociaciones en Bruselas. 

El Estado belga aportará una garantía para el 60,5% del préstamo, Francia para el 36,5% y Luxemburgo para el 3% restante, según informa la prensa gala. Además, no se producirá una escisión del banco a pesar de que los rumores apuntaban en esa dirección y hablaban de una división de las actividades belgas, francesas y luxemburguesas de la entidad. 

La segunda inyección en una semana 

A principios de la semana pasada, Francia y Bélgica inyectaron 6.400 millones en el capital de Dexia para salvar a la entidad de la quiebra procediendo así a una nacionalización parcial del grupo, pero aún así las acciones siguieron siendo duramente castigadas en la Bolsa y llegaron a perder el miércoles el 15% de su valor. 

La nueva decisión adoptada por Francia, Bélgica y Luxemburgo debería pues tranquilizar a los mercados. Ayer, pese a una nueva jornada negra marcada por el derrumbe generalizado de las bolsas, los títulos de Dexia se recuperaron ligeramente, cerrando con una subida del 1,69%, hasta los 6 euros.

Noticias Relacionadas