Jueves, 9 de Octubre de 2008

Retiran la acusación de sedición contra los líderes opositores para que se entreguen

EFE ·09/10/2008 - 09:09h

EFE - Miles de manifestantes opositores al Gobierno bloquean el acceso al Parlamento tailandés en Bangkok.

El Tribunal de Apelaciones de Tailandia retiró hoy la acusación de sedición contra los líderes de la antigubernamental Alianza Popular por la Democracia (PAD), condición previa que habían exigido éstos para entregarse a la Policía.

Según el fallo, los acusados cometieron "actos ilegales" pero no se les procesará por rebelión -delito por el que pueden ser condenados a pena de muerte o cadena perpetua-, ni tampoco por conspiración para llamar a la insurrección ni desacato a la autoridad por negarse a disolver sus protestas.

El juez mantuvo los cargos de reunión ilegal y provocación a la Policía.

Suwat Apaipak, el abogado del PAD, anunció previamente que los siete procesados todavía no detenidos aceptaban entregarse a la Policía si era retirada la acusación de sedición, y está previsto que lo hagan en las próximas horas.

El pasado 27 de agosto, el Tribunal de lo Penal de Bangkok emitió órdenes de detención contra nueve miembros de la plataforma opositora, cuyos seguidores ocupan desde entonces la sede del Gobierno en la capital.

Dos de ellos, Chamlong Srimuang y Chaiwat Sinsuwong, fueron arrestados el pasado domingo, desatando una nueva oleada de protestas que culminaron el pasado martes en cargas policiales que causaron dos muertos y casi 500 heridos.

Srimuang, un ex general y antiguo gobernador de Bangkok conocido por sus profundas convicciones budistas, es una de las figuras más carismáticas de la oposición en Tailandia.

Los otros siete dirigentes del PAD fueron precisamente los que ordenaron a sus seguidores marchar hacia el edificio del Parlamento, una acción que propició la intervención de la Policía.

Varias unidades de antidisturbios fueron puestas hoy en estado de máxima alerta ante el rumor de que los manifestantes llevarán a cabo nuevas acciones de protestas.

Los disturbios de esta semana comenzaron después de la detención el pasado sábado de los dos líderes del PAD, que se opone a que el Ejecutivo enmiende la Constitución aprobada en 2007, cuyo proceso iba a comenzar en el pleno del Parlamento de ayer que finalmente no se celebró.

El fundador de la alianza opositora, Sondhi Limthongkul, anunció que seguirán adelante con las protestas y amenazó con cortar el agua y la luz en el Parlamento para impedir que se celebren más plenos, y el principal sindicato de empresas estatales planea una huelga para obligar a dimitir al primer ministro, Somchai Wongsawat.