Jueves, 9 de Octubre de 2008

Un incendio destruye la planta superior de tres edificios en Santander

Se desconoce el origen de las llamas, que obligó a desalojar a 16 personas 

EFE ·09/10/2008 - 07:38h

EFE - Incendio en Santander.

El incendio que esta medianoche ha destruido la planta superior de tres edificios consecutivos de la calle Tetuán de Santander, cuyas causas aún se desconocen, ha obligado a desalojar a 16 personas y ha originado daños estructurales en los tres inmuebles.

El fuego ha podido originarse entre el edificio número 41, donde ayer por la tarde se produjo una explosión de gas, y el 43, y después se ha propagado al número 45, según ha explicado el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna.

El alcalde ha señalado que al declararse el incendio, sobre las 23.45 horas, fueron desalojadas de sus casas once personas, que se encontraban en el número 45 de la calle Tetúan, y otras cinco del número 39.

Ayer por la tarde ya había sido desalojadas otros 38 vecinos de los números 41 y 43, afectados por la explosión de gas.

Reubicaciones 

Cincuenta bomberos han trabajado para apagar el incendio, que a las 2.00 horas de la madrugada todavía no había sido extinguido, aunque estaba controlado en su mayor parte.

Las familias desalojadas han sido reubicadas por el Ayuntamiento de Santander en apartamentos, aunque algunas han optado por marcharse a casas de familiares.

Los daños estructurales provocados por el incendio "se ciñen" a la planta superior

El Ayuntamiento ha habilitado también el polideportivo Marcelino Botín, en la calle Tetuán, para atender a los afectados por el incendio.

De la Serna ha explicado que, en principio, los daños estructurales provocados por el incendio, que ha destruido el tejado y el cuarto piso de los tres edificios, "se ciñen" a la planta superior, aunque para valorar su alcance real habrá que esperar a los informes de los técnicos municipales.

El alcalde ha agradecido la colaboración del servicio de Protección Civil del Gobierno de Cantabria, que ha enviado a los bomberos de Los Corrales de Buelna, Villacarriedo y Laredo, además de cuatro vehículos nodriza con 48.000 litros de agua y tres depósitos con otros 3.500 litros cada uno.

El incendio ha obligado a suspender las clases del colegio Castroverde de Santander, colindante con el bloque de edificios donde se ha producido el fuego.

Los edificios afectados por el fuego, ubicado en uno de los barrios populares de Santander, son de estructura de madera.