Miércoles, 8 de Octubre de 2008

81-75. El Pamesa Valencia vence sin brillo al Fuenlabrada

EFE ·08/10/2008 - 23:04h

EFE - El escolta del Pamesa Valencia Rafa Martínez entra a canasta ante la oposición del escolta-alero del Alta Gestión Fuenlabrada Saúl Blanco, en el partido de la segunda jornada de la Liga ACB que disputan en el pabellón de la Fuente de San Luis.

El Pamesa Valencia venció hoy sin brillo a un Alta Gestión Fuenlabrada en el que el sobresaliente partido que completó el escolta norteamericano Brad Oleson (28 puntos y 39 de valoración) no fue suficiente para asaltar la cancha valenciana.

A pesar de la victoria, el juego del equipo dejó algunas dudas en sus aficionados, sobre todo después de ver cómo, en los instantes finales, el Pamesa estuvo a punto de perder un partido que tenía absolutamente controlado tras haber disfrutado de una renta de 23 puntos (65-42, m.24).

El equipo madrileño entró en el choque de forma espectacular. Absolutamente volcado en el juego exterior, con Sául Blanco y Brad Oleson como principales estiletes, exhibió una efectividad pasmosa en triples (cinco acertados de ocho intentados en el primer cuarto) que le permitió protagonizar un rápido despegue en el tanteador (4-13, m.3).

Sin embargo, el dominio bajo los tableros era para el equipo local. Gracias al trabajo de Kosta Perovic bajo la canasta propia y ajena, el equipo valenciano redujo la desventaja en el marcador y logró ponerse por delante por primera vez en el partido antes del final del primer cuarto (18-16, m.6)

La creciente intensidad defensiva que imprimió el Pamesa, con un Rafa Martínez especialmente sacrificado, dejó sin argumentos a un Alta Gestión que acumuló varias pérdidas que permitieron a los locales afianzar su ventaja a la contra (24-19, m.10) y desde la línea de tiros libres.

Mientras la grada celebraba el regreso de Vule Avdalovic tras casi un año de ausencia por un lesión de rodilla, el partido caminó hacia el descanso con un intercambio constante de canastas que dejó algunos momentos espectaculares, sobre todo cuando los dos equipos se enzarzaron en una trepidante batalla de triples convertidos.

Ni Bueno ni Ramos, pívots del Alta Gestión, fueron capaces de cerrar el rebote defensivo, lo que permitió al equipo valenciano disponer de muchas segundas opciones de tiro para continuar ampliando su renta.

En ausencia de Perovic, Dimos Dikoudis asumió el liderazgo en la pintura y un inspiradísimo Albert Oliver se encargó de proseguir la escalada en el tanteador desde la línea de triples, de forma que llegó a ponerse 24 puntos por delante de su rival mediado el tercer cuarto.

En ese punto, el Alta Gestión se encomendó a Brad Oleson para lograr una remontada que se antojaba imposible pero que estuvo a punto de conseguir a falta de cuarenta segundos para el final del encuentro, cuando logró acercarse a cinco puntos del Pamesa (79-74) gracias a la increíble actuación del norteamericano.

Sin embargo, una mala entrega de Blanco en los instantes finales terminó con las últimas esperanzas del equipo madrileño y sirvió en bandeja un triunfo que estuvo a punto de esfumarse por culpa de un último cuarto para olvidar.

Ficha técnica:

81. Pamesa Valencia (24+22+27+8): Kosta Perovic (10), Víctor Claver (5), Shammond Williams (5), Rafa Martínez (13), Florent Pietrus (-) -cinco inicial- Albert Oliver (18), Rubén Douglas (9), Ermal Kuqo (6), Albert Miralles (2), Vule Avdalovic (3), Dimos Dikoudis (10).

75. Alta Gestión Fuenlabrada (19+16+16+24): Leo Mainoldi (3), Kristaps Valters (8), Antonio Bueno (6), Saúl Blanco (11), Brad Oleson (28) -cinco inicial- Ferran López (8), Vuk Radivojevic (-), PJ Ramos (-), Matías Sandes (3), José Antonio Paraíso (8).

Árbitros: Francisco de la Maza, Benjamín Jiménez y Anna Cardús. Sin eliminados.