Miércoles, 8 de Octubre de 2008

Un incendio obliga a desalojar en una residencia de Tenerife a 300 ancianos

Cinco residentes han resultado heridos. El fuego ha sido controlado

EFE ·08/10/2008 - 23:06h

EFE - Los bomberos intentan sofocar el incendio declarado hoy en la residencia de la tercera edad Santa Rita 1 en el Puerto de la Cruz.

Los bomberos han controlado el incendio que hoy afectó a la residencia de la tercera edad Santa Rita 1, en el municipio tinerfeño de Puerto de la Cruz, del que han sido desalojadas 300 personas.

Fuentes de los bomberos dijeron a Efe que el incendio se inició en la lavandería, y añadieron que los ocupantes de este centro han sido trasladados a Santa Rita 2, que está a una distancia aproximada de un kilómetro.

El fuego se inició a las 16.39 horas y el aviso se dio desde la residencia, indicaron a Efe fuentes del Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad 112.

Cinco residentes afectados 

Un total de cinco residentes en el centro de la tercera edad han sido afectados por el incendio declarado hoy en las instalaciones, que ha sido "acotado pero no extinguido", informaron a Efe fuentes del 112.

Tres de los afectados padecen una insuficiencia respiratoria y han sido ingresados en el hospital Bellevue de Puerto de la Cruz, mientras que otros dos, una persona que padece una hiperglucemia y otro residente con hipertensión, han sido trasladados al ambulatorio del municipio.

En las labores de extinción del fuego, que al parecer se inició en la lavandería del centro, han participado 30 bomberos, que han logrado "controlar y confinar" las llamas, pero no han extinguido aún el incendio, añadieron las fuentes.

Según el Servicio de Urgencias Canario, la cifra de personas desalojadas del centro se eleva a 298, que han sido trasladados a Santa Rita 2, a una distancia aproximada de un kilómetro.

La Fundación Canaria "Hogar Santa Rita" , dirigida por el padre Antonio María Hernández Hernández, tiene como objetivo dar acogida y apoyo a las personas de la tercera edad que sufren soledad o falta de amor familiar o que viven en condiciones impropias de un ser humano, debido a su vivienda o a las condiciones del entorno de las mismas, se indica en la página web de los centros.