Jueves, 9 de Octubre de 2008

De la Rosa: "Nace un Alonso cada 20 años"

En la sombra, el piloto español pone a punto el coche con el que Lewis Hamilton intenta el asalto al Mundial.

VÍCTOR SEARA ·09/10/2008 - 08:00h

efe - De la Rosa, en el circuito de Jerez durante unos entrenamientos.

Barcelonés, culé y probador de McLaren, Pedro de la Rosa (37 años) sigue esperando la oportunidad que le sitúe al volante de un Fórmula 1. Cumplidor, profesional y elegante, buena parte del éxito de la escudería inglesa Hamilton y McLaren lideran las clasificaciones individual y por equipos, respectivamente radica en el trabajo de puesta a punto que realiza el español durante todo el año. De la Rosa analiza la rivalidad Hamilton-Alonso y las características de cada uno de ellos, y desvela un perfil poco conocido de Ron Dennis.

"Ron Dennis es el mejor jefe que he tenido; caiga o no simpático, hay que reconocer su trabajo"

¿No se cansa de ser probador?

No, disfruto haciéndolo. Soy un privilegiado al poder conducir uno de los mejores coches de la parrilla, y trabajar con los mejores ingenieros y mecánicos del mundo. Aprendo cada día con ellos, me hacen ser o parecer más inteligente. Pero mi objetivo es conseguir un volante en la Fórmula 1.

Salvo que haya algún problema con los titulares, pilotar se ha puesto muy caro para usted. ¿Ha aparcado esa posibilidad?

"Lewis es una persona agradecida y, fiel a su estilo como piloto, ataca siempre"

Es muy difícil y cada año que pasa, es uno menos que me queda para conseguirlo. Sería absurdo pensar lo contrario. Pero yo siempre veo la botella medio llena y lo positivo es que hoy todos los equipos son buenos. Así que si un día corro, será con un equipo de nivel medio-alto. Hay que entender que a mi edad, si decido competir en otra categoría, es para no volver a la F-1. Y para eso siempre tendré tiempo.

Qué cerca estuvo de correr en Valencia...

Mucho más de lo que la gente piensa. El coche de Hamilton estaba sin asiento cinco minutos antes de empezar la sesión del sábado por la mañana, y yo estaba cambiado y listo para salir. Antes de tomar una decisión, Lewis decidió dar unas vueltas para comprobar si podía conducir o no y, poco a poco, sus dolores cervicales y de cabeza fueron a menos. Siempre me acordaré de su cara cuando antes de montarse me dijo: "Pedro, hoy podría ser tu día". Es obvio que no lo fue pero, como siempre, allí estaba con el dedo en el gatillo.

"Si a Fernando le das un coche competitivo, lucha por el Mundial hasta la última carrera"

¿Cómo es de verdad Ron Dennis, el jefe de McLaren?

Diga lo que diga la gente, es el mejor jefe que he tenido desde que estoy en la F-1. Es una persona muy perfeccionista, lo que implica que trabajar con él a veces resulte difícil. No hay que infravalorar lo que ha logrado, caiga o no simpático en España. Empezó de mecánico y ha creado un grupo, el McLaren Group, de más de 1.000 personas y ha ganado varios títulos mundiales en distintas épocas. Ya no quedan muchos jefes de equipo como Dennis o Frank Williams, personas que aman el automovilismo y viven por él. Por eso y por mucho más, creo que hay que ver más allá de si una persona nos cae simpático o no.

Usted es una de las pocas personas que tienen trato directo con Hamilton. ¿Cómo es de verdad el inglés?

Es un chico fantástico, que tiene dos problemas: no es español y le gusta ganar tanto como a Fernando. Trabajo con él día a día y es una persona agradecida. Siempre tiene un "gracias" y siempre me llama para saber de la evolución del coche. Entiendo que en España sea visto como un rival duro, pero no comparto la idea de que esto degenere en algo más.

¿Pero no cree que su pilotaje no es demasiado agresivo?

El estilo de Lewis es atacar siempre. Ataca en los entrenamientos que hacemos en invierno de la misma manera que lo hizo en las dos últimas vueltas de Spa. Supongo que el tiempo le ayudará a distinguir entre los momentos que debe atacar y los que no, como nos lo ha enseñado a todos. Pero, ¿quién sabe? No tengo ni idea. Para mí lo importante es que un piloto sea fiel a su estilo. Cuando uno cambia, cambia cosas malas pero también pierde cosas buenas. Madurar, evolucionar a este nivel es difícil.

El año pasado, ¿la única solución para Alonso era irse de McLaren?

Yo no soy nadie para decir si lo que hizo Fernando estuvo bien, mal o podría haberse hecho mejor. Siempre digo que cuando alguien toma una decisión, la toma porque tiene mucha más información que los demás. Obviamente, tengo mi opinión y quedará conmigo porque es absurdo revolver el pasado.

¿Y cree que el asturiano volverá a ganar campeonatos?

Hay un dicho que dice que "quien tuvo, retuvo". Fernando es uno de esos pocos pilotos que nacen cada 20 años. No sé si Renault o el equipo al que vaya le dará un coche competitivo. Lo que sí tengo claro es que, aun con un coche ligeramente menos competitivo, Fernando ganará una o dos carreras al año. Si le das un coche competitivo, te lucha hasta la última carrera por el Mundial, seguro.

¿La rivalidad entre Fernando y Lewis marcará una época como la de Senna y Prost?

Ojalá, pero es muy pronto todavía para saberlo. Está claro que la rivalidad en el deporte levanta pasiones y la existente entre Fernando y Lewis ha sido la única que se le ha acercado a la de Senna y Prost. Pero solo el tiempo lo dirá, porque algo así no se forja en un año. Es toda una época lo que la convierte en una leyenda. Esperemos.

¿De verdad vamos a ver más adelantamientos con las nuevas normas de 2009?

Teóricamente, sí. Dispondremos de un botón con un aumento de par del 10% durante unos 7 segundos por vuelta y la carga aerodinámica se reducirá drásticamente. Todo esto ayudará. Pero el concepto del automovilismo es diferente al del motociclismo, de la misma forma que el baloncesto es diferente al fútbol. En el fútbol, hay uno o dos goles por partido, mientras que en el baloncesto cada equipo anota 40 ó 50 canastas por partido. Es exactamente la misma situación que en los coches y motos. Lo importante, a mi modo de ver, no es la cantidad, sino su trascendencia. Es decir, una vez se produce un adelantamiento o un gol, deben ser determinantes para el resultado final. Esto lo hace interesante. Espectaculares lo son todos.

Noticias Relacionadas