Miércoles, 8 de Octubre de 2008

AIG se defiende de las críticas de derrochadores

Reuters ·08/10/2008 - 19:10h

American International Group se defendió el miércoles de las críticas por un evento en el que se gastó una gran cantidad de dinero pocos días después de que la aseguradora recibiera un préstamo de emergencia de 85.000 millones de dólares y argumentó que fue para agentes independientes de seguros de vida y no para sus empleados.

En una sesión de un comité de la Cámara de Representantes celebrada el martes, la compañía fue duramente criticada por gastar 200.000 dólares en habitaciones de hotel y 23.000 dólares en servicios de spa en un evento que los congresistas calificaron de una estancia de descanso para los ejecutivos.

"Estaban recibiendo tratamientos faciales, manicuras y masajes mientras los americanos pagaban la factura", dijo el demócrata Elijah Cummings, del Comité de Vigilancia y Reforma del Gobierno de la Cámara.

El miércoles AIG replicó que el "evento empresarial", organizado por una de sus subsidiarias, era para agentes independientes de seguros de vida, que fue planeado "meses antes" de recibir el préstamo y que no acudió ningún ejecutivo de la sede principal de la compañía.

La justificación llega después de que incluso la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, se sumara a las críticas.

"Entiendo por qué los americanos podrían estar indignados", declaró en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Perino añadió que el presidente George W. Bush no pretende beneficiar a los titanes de la industria cuando aprobó el plan de rescate de AIG y otro más amplio de 700.000 millones de dólares para el rescate de Wall Street.

"Recompensar los fracasos es algo que nos ha costado mucho tragar", aseguró.

AIG dijo que el actual consejero delegado, Edward Liddy, ha escrito una carta al secretario del Tesoro, Henry Paulson, para aclarar las circunstancias del evento y explicó que solo 10 empleados de su subsidiaria AIG American General estuvieron entre las 100 personas presentes.

"Debemos a nuestros empleados y al público americano nuevos niveles y enfoques", dijo la empresa, que está "reevaluando los costes de todas las facetas de nuestras operaciones".